EFESanta Cruz de Tenerife

El Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) ha solicitado a su homólogo en Italia que reubique la posición de los telescopios Cherenkov proyectados en el Observatorio del Teide para reducir el riesgo de que, durante la construcción, se impacte en las medidas que realiza la Aemet.

El IAC realiza esta precisión en un comunicado en el que señala que el Instituto Nacional de Astrofísica (INAF) de Italia (uno de los países firmantes del Acuerdo Internacional de los Observatorios de Canarias) le pidió en 2019 explorar la viabilidad de una instalación de telescopios Cherenkov (proyecto ASTRI) en el Observatorio del Teide.

El proyecto, en caso de materializarse, será totalmente financiado por Italia y consistirá en la instalación astrofísica más avanzada del Observatorio del Teide de los últimos 30 años, indica el IAC.

Aportará, también, observaciones de la estructura interna del volcán Teide, que podrían ser claves para conocer su futura evolución, señala el centro astrofísico, que puntualiza que todavía no se ha firmado un acuerdo para construir esta instalación en el Observatorio.

Afirma el IAC que no se han hecho obras en el Observatorio del Teide en relación con el proyecto ASTRI y sólo se han realizado cinco catas para establecer su viabilidad.

Las catas se llevaron a cabo a propuesta del arquitecto del proyecto (contratado por la Fundación Galileo del INAF, entidad que tiene establecida en Canarias para sus actividades) por la peculiaridad de que estos telescopios no tienen cúpula de protección.

Cada cata son dos perforaciones de 7 centímetros de diámetro separadas 3 metros y antes de realizarlas, el IAC solicitó permiso medioambiental al Cabildo de Tenerife, cuyos técnicos verificaron in situ su viabilidad.

El informe del Cabildo fue favorable y el IAC siguió las instrucciones dadas correspondientes, por lo que para evitar movimiento de tierras, se modificó el trazado del acceso a tres de las catas (ASTRI 2, 5, 8).

Los nuevos trazados minimizaban el impacto sobre los recursos bióticos y favorecían una más rápida recuperación del entorno, asegura el IAC, que indica que según la Ley del Suelo de Canarias las actuaciones provisionales de sondeos de terrenos -aperturas de catas- solo están sujetas a comunicación previa, sin precisar licencia urbanística.

Estas catas se propusieron en terrenos del Observatorio que están ubicados en el municipio de Güímar, uno de los tres municipios que aportan suelo al Observatorio del Teide.

En marzo de 2020, el alcalde y el secretario del Ayuntamiento de Guímar visitaron el Observatorio para conocer sus necesidades y planes de futuro y fueron atendidos por la Subdirección del IAC quien, de manera informal, les avanzó el interés de este y otros proyectos; y de la importancia de una colaboración estrecha entre ambas instituciones.

Añade el IAC que apoya plenamente la labor de investigación que realiza la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Izaña, hasta el punto de que le cede "gustosamente" los sistemas de comunicación digital del IAC.

"Los experimentos del centro meteorológico dependen en buena medida de nuestras redes digitales y cuentan con nuestra total colaboración", asevera el IAC, que indica que cuando fue advertido de que la ejecución de las catas podía afectar a uno de los experimentos en curso, éstas se detuvieron y sólo se realizaron cinco de las nueve autorizadas.

Posteriormente, el IAC ha solicitado al INAF la modificación del proyecto reubicando la posición de los telescopios para reducir el riesgo de que, durante la construcción, se impacte en las medidas que realizan en el Centro de la AEMET en Izaña.

La colaboración del IAC con la AEMET siempre ha sido excelente y el acuerdo que existe desde hace décadas, que está a punto de finalizar, será renovado en los próximos meses, agrega.

En cuanto al proyecto ASTRI, añade que aún está pendiente la valoración geotécnica de las catas realizadas para proceder a la firma de un acuerdo de instalación.

Los representantes italianos ya han confirmado que asumirían todos los procedimientos y gastos de licencias, construcción, equipamientos y funcionamiento, así como que la comunidad científica española participaría en la ciencia que se derive de esta infraestructura con pleno derecho sin costo.

Para el Observatorio del Teide y para la isla este proyecto supone un impulso sustancial en su relevancia internacional y visibilidad científica, continúa el IAC, que confía en que esta iniciativa sea viable y pueda contar en Tenerife con una infraestructura de vanguardia para entender mejor el Universo y el volcán Teide. EFE.