El primer nanosatélite desarrollado por universitarios canarios, TEIDESAT, se construirá el próximo curso y podría orbitar en 2023, a unos 400 kilómetros de altura, para obtener datos sobre cómo afecta el brillo de las megaconstelaciones a la capacidad de detectar objetos potencialmente peligrosos para la Tierra.

Son datos que proporciona la Cátedra Fundación Cepsa de Innovación y Eficiencia Energética de la Universidad de La Laguna en un comunicado en el que indica que ha comenzado a colaborar con el proyecto TEIDESAT, con el que, por primera vez en Canarias, un equipo de estudiantes universitarios diseña un nanosatélite que construirán, testearán, pondrán en órbita y operarán, cumpliendo con los estándares de calidad de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Se trata de un dispositivo basado en el estándar CubeSat de la Universidad de Stanford (satélites de pequeño formato que caben en la palma de la mano y que poseen forma de cubo con medidas 10x10x10 centímetros), que podría estar operativo en 2023.

Permitirá establecer comunicación óptica con el espacio mediante ledes de altísima potencia, que emitirán pulsos de luz con los que el nanosatélite enviará mensajes codificados, atravesando la atmósfera, hasta la estación de tierra ubicada en Canarias, un telescopio robótico que el equipo construirá el próximo curso.

TEIDESAT nace en la Universidad de La Laguna y cuenta con un equipo multidisciplinar de 25 estudiantes compuesto mayoritariamente por ingenieros, físicos, diseñadores, economistas y periodistas del centro tinerfeño, aunque también incluye a participantes de las universidades de Valencia, Madrid, Barcelona y Milán y una delegación en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

El director de Cepsa en Canarias y representante de la Fundación Cepsa en las islas, José Manuel Fernández-Sabugo, subraya que el proyecto en sí mismo es “un captador de talento universitario”, y destaca el reto y la dificultad que entraña no solo diseñarlo, sino que funcione, que sobreviva en el espacio y que, además, tenga una utilidad práctica”.

Además de lo que supondrá este hito científico-tecnológico para las universidades canarias, esta iniciativa tiene también un objetivo académico, ya que permite a los miembros que lo componen, cuya formación es multidisciplinar, aplicar los conocimientos adquiridos en sus respectivas disciplinas, buscar sinergias entre ellos y aprender sobre áreas de conocimiento relacionadas con el espacio ajenas a sus estudios.

Asimismo, TEIDESAT tiene una vocación divulgativa científico-técnica entre personas de todas la edades, con especial hincapié en el público infantil y adolescente.

Es por ello que el equipo asiste de manera sistemática a numerosas ferias y eventos científicos dentro y fuera de las islas, orientados a promover la importancia del pensamiento crítico, el método científico y el trabajo en equipo.

Su coordinador, el ingeniero técnico industrial de la ULL Joshua Barrios, que actualmente cursa un Máster en Astrofísica por la ULL, destaca que emprender el proyecto de lanzar al espacio algo construido por uno mismo está suponiendo un reto para él y para el resto del equipo.

“Es una experiencia vital impagable y un potentísimo motor de inspiración para emprender acciones futuras”, asegura.

En la última fase del proyecto, el nanosatélite se lanzará a la órbita LEO (Low Earth Orbit), a unos 400 kilómetros de altura, y tendrá una vida útil de aproximadamente 9 meses, en los cuales se obtendrán datos que permitirán estudiar cómo afectan los satélites brillantes, en especial las megaconstelaciones tipo Starlink, a la vigilancia que se realiza desde los observatorios de Canarias y a la capacidad de detección de objetos potencialmente peligrosos para la Tierra, principalmente asteroides.

La colaboración con TEIDESAT es una de las más de quince iniciativas que la Cátedra Fundación Cepsa Universidad de La Laguna tiene previsto llevar a cabo a lo largo del año, entre las que se incluyen clases magistrales, jornadas, premios a los mejores TFG y TFM y otras actividades de investigación, innovación, formación y divulgación. EFE