EFESanta Cruz de Tenerife

El obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen Borau, ha fallecido hoy a los 104 años en la residencia en la que vivía en Huesca.

Una nota del Obispado Nivariense indica que el estado de monseñor Damián Iguacen se había deteriorado en los últimos meses y a finales de julio fue visitado por última vez por el prelado Nivariense, Bernardo Álvarez.

Álvarez en la nota expresa su pesar por el fallecimiento "de un gran pastor que vivió entre nosotros – como rezaba su lema episcopal –como el último de todos y el servidor de todos".

Iguacen nació en el pueblo aragonés de Fuencalderas (Zaragoza), cursó estudios en el Seminario Conciliar de la Santa Cruz de Huesca y el 7 de junio de 1941 fue ordenado sacerdote, el 11 de octubre de 1970 consagrado Obispo en la Catedral de Barbastro y el 14 de agosto de 1984 se convierte en prelado de la Diócesis de Tenerife, de la cual es Obispo Emérito.

En Tenerife desempeñó el puesto hasta el 12 de junio de 1991, cuando la Santa Sede aceptó su renuncia y pasó a ser emérito. EFE