EFEMaría Muñoz Rivera Madrid

El sello palmero Isla Bonita ha sido protagonista en la sexta edición de la pasarela nupcial y de costura Atelier Couture, mostrando sus propuestas en formato presencial en el Palacio de Santoña de Madrid, donde diseñadores emergentes y consagrados han presentado sus colecciones este miércoles.

Con la artesanía, la moda de autor y los procesos de confección que miman el detalle por bandera, la sexta edición de Atelier Couture reivindica la costura española desde el corazón de Madrid, en una jornada que ha contado con las presentaciones de Isla Bonita Moda, la Asociación del Sector Nupcial (ASN) y un desfile final con representación de cada firma participante en la edición.

La apertura fue de la mano de Benjamin Friman, que subía a la pasarela a la actriz Belén Rueda en cortes trasgresores y futuristas. También las siluetas sofisticadas de Silvia Fernández, Lorena Formoso y Luisa Monzón daban comienzo a esta cita, en contraste con el calzado de Blanca Blázquez, que bebe de las referencias del reiki como inspiración.

En propuestas que arriesgaron y acertaron al desvincularse de cortes tradicionales para invitadas, las firmas Brea y Esther Noriega desembarcaron en el Palacio de Santoña con una explosión de colores, tejidos y siluetas vanguardistas, que han salido sobre la pasarela en ritmos ágiles y marcados, seguido por De la Cierva y Nicolás como colofón del primer día.

La segunda jornada daba el pistoletazo de salida con el desfile coral de la Asociación del Sector Nupcial, que ha desplegado una variedad de diseñadores con estilos entre los que convergen cortes y siluetas de inspiración barroca y otras donde los drapeados y los vestidos en corte sirena han sido protagonistas.

El diseñador Guillermo Román, al frente de Candelas y Felipa o la diseñadora Isabel Núñez, para quien se ha subido a la pasarela Beatriz Tajuelo, son algunos de los creadores que han presentado sus piezas en este marco presidido por Saray Seca, que ha reivindicado la necesidad de “poner en valor a los profesionales del sector nupcial”.

Isla Bonita Moda, desde Canarias, presentaba las colecciones del diseñador Jesús Gutiérrez, que en una apuesta por el tul y los volúmenes XL ha presentado un abanico de tonalidades intensas, a las que ha seguido la colección de Pomeline, en siluetas clásicas que iban desde trajes de dos piezas hasta vestidos largos.

La moda canaria ha puesto el punto y final con Diazar, en una colección copada de elegantes transparencias, lentejuelas y brillos en tonalidades naturales y siluetas sofisticadas.

En homenaje al Barrio de las Letras, donde la pasarela se emplaza, la sexta edición de Atelier Couture cerraba sus puertas con un recorrido coral, en el que dos modelos de cada uno de los diseñadores participantes han puesto el broche final de la vuelta presencial de un evento que se convierte en indispensable en el calendario de desfiles de la moda en España.

Al grito de “viva la costura española”, modelos y diseñadores han salido desde el Palacio de Santoña hasta la Plaza De Santa Ana, donde, con una foto frente a la fachada del Teatro Español, han puesto final a esta sexta edición.