EFELa Laguna (Tenerife)

El jugador del Lenovo Tenerife Joan Sastre ha dicho este martes en rueda de prensa que no le gustan “los focos”, sino que prefiere “el trabajo que no se ven, los intangibles”.

Sastre, que llegó al club isleño el pasado agosto, ha considerado que puede aportar su polivalencia y su capacidad de adaptación a las necesidades del grupo.

“Si hay que defender se defiende; si hay que ayudar en ataque, intento ser más agresivo o jugar pick and roll y asistir”, ha señalado.

El Lenovo Tenerife ha vuelto al trabajo este martes tras la derrota frente al Real Madrid en las semifinales de la Supercopa Endesa, un torneo en el que Sastre cree que su equipo hizo un buen trabajo y que fueron “los pequeños detalles” los que impidieron el triunfo aurinegro.

Para el exterior balear, la clave para poder vencer a equipos como el conjunto blanco es estar “de ocho o de nueve en todos los aspectos del juego”, un nivel al que el grupo podrá llegar, si bien “queda mucho por delante”.

Con algo más de un mes de trabajo, Sastre ha mencionado que la plantilla trabaja bien y que al haberse mantenido buena parte de los componentes de la pasada temporada, la adaptación es más sencilla.

En su caso, coincidió con el técnico Txus Vidorreta en la temporada 2017/2018 en el Valencia Basket y eso ha “facilitado” su llegada, sin embargo, todavía es necesario “más rodaje” para terminar de conocer sus compañeros, sobre todo en situaciones de juego.

El cuadro canarista debuta el sábado pasado ante el recién ascendido Breogán, un “partido trampa” ante el que no vale confiarse porque en la Liga Endesa “hay que estar preparado y al cien por cien siempre”.

Sastre ha destacado a Dzanan Music, con experiencia en NBA y a Rasid Mahalbasic como las principales amenazas del cuadro gallego. EFE