EFELas Palmas de Gran Canaria

La 31ª edición del Gran Canaria Wind & Waves Festival, considerada la prueba más radical del Campeonato Mundial de windsurfing gracias a las extremas condiciones de viento y olas, comenzará a disputarse este viernes 12 en la costa de Pozo Izquierdo, hasta el próximo domingo 21.

Esta prueba inaugural del Mundial del presente año en la especialidad de olas ha batido un récord de inscripción, con 128 participantes pertenecientes a 22 países, de los cuales 48 competirán en la categoría masculina, 20 en la femenina y 60 en la júnior.

Asimismo, habrá diversas actividades paralelas, alguna de ellas solidarias, destinadas a público de todas las edades, y de igual forma el evento concluirá con una limpieza de la playa de Pozo Izquierdo, en la que participarán los propios riders.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha destacado que esta prueba del Mundial en Gran Canaria es la única que no hace distinción de géneros a la hora de premiar a los windsurfistas de categoría masculina y femenina, hecho que propicia políticas de igualdad a través de la iniciativa tomada el pasado año por las gemelas de Pozo Izquierdo, Iballa y Daida Ruano.

De igual manera, el presidente del Cabildo ha indicado que las rachas de viento de hasta 90 kilómetros y las olas de hasta tres metros de altura convertirán a la 31ª edición del Gran Canaria Wind & Waves Festival en la prueba más radical del mundo de esta especialidad.

Por otro lado, ha asegurado que más de 80 millones de espectadores siguieron la competición el pasado año a través de televisión y de las redes sociales, con el gran impacto publicitario que ello supone para Gran Canaria -y por extensión para todas nuestras islas-, donde se darán cita varios periodistas internacionales especializados en este deporte.

Mientras, la vicepresidenta del CD Morenotwins y competidora, Iballa Ruano, ha dicho que en Pozo Izquierdo se dan las mejores condiciones del Circuito Mundial de windsurf para practicar este deporte, y ha revelado al respecto que el 90% de los riders llevan más de un mes entrenando en la costa sureña grancanaria.

Iballa ha comentado también que este año el espectáculo está garantizado, gracias a las favorables previsiones de viento y olas, y ha destacado la amplia participación en categoría júnior, en la que hay un amplio grupo de riders locales, algo que considera muy importante porque en poco tiempo estarán compitiendo en la selecta categoría absoluta. EFE