EFELas Palmas De Gran Canaria

El muelle deportivo de Las Palmas de Gran Canaria, Marina Las Palmas, ya ha comenzado a acoger los primeros veleros participantes en la trigésimo quinta edición de la regata oceánica Atlantic Rally for Cruisers (ARC), todo un clásico en la agenda de eventos náuticos de la ciudad.

Un comunicado del Consistorio capitalino destaca este jueves que la World Cruising Club, la empresa británica que organiza este rally marítimo, mantiene sus dos salidas desde la ciudad, los días 8 y 22 de noviembre, pero que ha reducido a un centenar el número de barcos inscritos para garantizar los protocolos de prevención de la pandemia de la covid-19.

Destaca además que la dársena de embarcaciones menores acoge estos días a seis veleros, los primeros en alcanzar el litoral de la isla, a los que se irá sumando en las próximas semanas el resto de la flota.

En relación a las tripulaciones, los promotores de la ARC han asegurado que la participación, aunque más pequeña en número, seguirá siendo "altamente competitiva" con veleros que van desde 9,1 a más de 30 metros de eslora.

La regata confirmado asimismo la participación de la aventurera británica Natasha Lambert, quien con parálisis cerebral navegará a bordo del catamarán 'Blown Away', un Bavaria Nautitech Open 46 qye está especialmente adaptado para su primera travesía del Atlántico.

La Concejalía de Turismo confirma su colaboración con la regata y el edil del área, Pedro Quevedo, reitera que la celebración de la ARC es "una buena noticia" para Las Palmas de Gran Canaria.

"Garantiza que nuestra ciudad es segura, está preparada para celebrar eventos en esta situación y, además, la llegada de las tripulaciones ayudará a favorecer la economía de numerosas empresas que prestan servicios a los barcos y al sector del ocio turístico", destaca Quevedo.

World Cruising Club abrirá sus oficinas en Marina Las Palmas a finales de octubre y anuncia que todo el evento ha adaptado sus estrictos protocolos de seguridad a la actual crisis sanitaria del coronavirus.

La organización también exigirá a los participantes el cumplimiento de las medidas y restricciones de las autoridades canarias y españolas para evitar contagios y situaciones de riesgo durante su estancia en la isla.

En este sentido, la ARC insiste en que "los marineros que se dirigen a Las Palmas de Gran Canaria se han acostumbrado a la nueva normalidad de navegar durante la pandemia".

"La seguridad en el mar y la gestión de riesgos son de suma importancia para cualquier patrón y el cumplimiento de las prácticas de higiene, el control de la salud y las pruebas y la adhesión al distanciamiento social forman parte de la rutina de la tripulación", concluye el promotor del certamen náutico. EFE