EFELas Palmas de Gran Canaria

El partido de Los Verdes ha denunciado este jueves vertidos continuos en la playa de Tauro, en el municipio grancanario de Mogán, causados por la desaladora que se encuentra en la zona de dominio marítimo terrestre, cuya instalación investiga la Fiscalía de Medio Ambiente.

Según han informado el partido ecologista en un comunicado, los vertidos se producen en la zona de los bañistas y han producido lesiones oculares, debido a la salmuera, y caídas, debido a que el vertido se produce en la arena, entre otros daños que se pusieron en conocimiento de la Fiscalía cuando se presentó la denuncia en diciembre del pasado año.

El representante de Los Verdes en Mogán, Francisco Agustín Ojeda, denunció en julio de 2005 ante la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, el Seprona y la policía local del Ayuntamiento de Mogán vertidos a la playa por la desaladora y se inició un expediente sancionador a la empresa Anfi Tauro.

La Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural impuso en 2008 una multa de 30.000 euros a Anfi Tauro y ordenó la paralización de los vertidos de su desoladora de la playa de Tauro, pero "nunca han cesado", asegura Ojeda.

La depuradora sigue funcionando y se han intentado "camuflar los vertidos mediante el enterramiento de la tubería de desagüe", solución que también se ha denunciado en varias ocasiones, añade la nota, que advierte también de los daños medioambientales que la salmuera está causando en el lugar, un ecosistema protegido y de interés comunitario.

El Ayuntamiento ha instalado un cartel en la playa en el que indica la prohibición de paso en la zona afectada, pero entienden Los Verdes que no es la solución al problema, ya que se trata de un vertido ilegal, han indicado a Efe fuentes de partido, que también censura la falta de actuación por parte del Cabildo de Gran Canaria.