EFELas Palmas de Gran Canaria

La obra clásica de Bertolt Brecht "Madre coraje y sus hijos" servirá de vehículo para denunciar en escena la opresión que sufren mujeres y habitantes del Sáhara Occidental como víctimas equiparadas por un olvido que agrava sus padecimientos en una nueva producción que estrenará en diciembre la compañía canaria La República.

Un montaje llamado simplemente "Madre" que, desde la convicción de mantenerse fieles a la esencia del texto y de la filosofía que plasmó en sus palabras Brecht cuando la escribió como alegato antibelicista en 1939, los integrantes del grupo isleño han transformado para imprimirle, como a todos sus trabajos, su "marca clarísima: el compromiso social y político", según ha avanzado este jueves al presentarla públicamente su director, Nacho Cabrera.

Con la popular actriz Lili Quintana como protagonista, La República, como en otras propuestas, vuelve a arriesgar y por partida doble esta vez, al incorporar elementos de cosecha propia añadidos al relato del autor y ponerlos además en boca de una intérprete a la que un amplio público conoce sobre todo por los personajes cómicos a los que ha dado vida en la tele.

Todo ello sin renunciar a la meta permanente de "defender a los clásicos contemporáneos" que guía las creaciones de una compañía en la que "nunca hemos hecho cosas fáciles", al pretender, a un tiempo, "contar los grandes dramas universales pero también los dramas más próximos y cotidianos", ha subrayado su director.

Puesto que "reinterpretar a los clásicos y acercarlos a nuestra realidad es lo que creemos que debe ser el teatro", en la medida en que "los griegos ya pusieron largo tiempo atrás todos los dramas universales sobre el papel y ya no nos toca inventarlos", ha argumentado, matizando, en todo caso, que "en lo que sí que no se puede convertir nunca el teatro es en un panfleto".

Algo que es posible evitar incluso dejando la impronta de compromiso social y político de la que hace gala La República, ha asegurado Nacho Cabrera, que, como prueba de ello, ha recordado la crítica que les envió en una ocasión por internet un espectador que "alabó la obra que había visto, diciendo que le gustó mucho, aunque añadiendo: eso sí, su ideología es una basura".

Y respecto al reto que supone plantear asuntos serios y polémicos contando como protagonista con una intérprete famosa por su trayectoria cómica a la que el público incluso suele dirigirse llamándola por el nombre de su personaje televisivo de mayor éxito, "Chona", el director ha querido recalcar que la eligió "pensando que tenía que ser precisamente ella" quien diera vida a su "Madre".

Porque, tal y como ha confirmado una vez hecho el trabajo que ha llevado a definir el montaje y a tenerlo listo del todo para su estreno el 10 de diciembre en el Teatro Cuyás de Las Palmas de Gran Canaria, sus anteriores experiencias profesionales no la incapacitan para afrontar papeles serios y muy diferentes, sino o contrario, ha afirmado.

Y ha apostillando que, de hecho, para quienes trabajan en la escena "la comedia, muchas veces, es la autopista directa para llegar al drama".

Un parecer este que ha compartido la propia Lili Quintana, que se ha declarado "volcada en este personaje" que, según ha subrayado, "ha enfrentado como uno más" pese a las distancias que puedan existir en relación a la mayoría de los que habitualmente ha encarnado.

Hasta el punto de que ha anticipado que ofrecerá "una madre muy potente, que incluso -ha destacado- a mí misma me sorprende".

Por ello, con la oportunidad de interpretarla brindada por Nacho Cabrera, "espero ganarme el aplauso del público", entendiendo que esa una ocasión con la que "quizás, se hace justicia a mi trabajo, esfuerzo y compromiso" como profesional con décadas de ininterrumpida trayectoria, ha concluido. EFE