EFERedacción deportes

La burgalesa Marta Fernández se convirtió este martes en doble campeona del mundo de natación paralímpica, con apenas 35 minutos de diferencia, al ganar en los 50 metros mariposa y los 150 estilos de su clase S4-S5, en una jornada en la que la canaria Michelle Alonso también subió a lo más alto del podio en los 100 braza S14.

Marta Fernández, que nació con parálisis cerebral como consecuencia de un parto prematuro, se llevó el oro en los 50 metros mariposa, clase S5, tras vencer con mucha autoridad la final con un tiempo de 41.91, sin dar opciones a la turca Sevilay Ozturk, segunda con 44.38. El bronce se lo adjudicó la brasileña Joana Da Silva Neves.

La otra medalla de oro de Marta Fernández fue en los 150 estilos, clase S4, en los que volvió a demostrar su superioridad con 3:00.02, aventajando en cuatro segundos a la sudafricana Kat Swanepoel y en ocho a la mexicana Nely Miranda Herrera.

El colofón a la jornada de Marta Fernández llegó con el bronce en el relevo 4x50 estilos 20 puntos mixto junto a Toni Ponce, Miguel Luque y Nahia Zudaire (2:42.81).

Estos buenos resultados refrendan la progresión de Marta Fernández, que el año pasado, en los Juegos de Tokio, se llevó un oro en 50 metros braza (SB3), una plata en los 50 mariposa (S5) y un bronce en los 50 libre (S4).

La tinerfeña Michelle Alonso, con discapacidad intelectual, se colgó la medalla de oro en los 100 braza S14, al registrar un tiempo de 1:15:13, poco más de un segundo mejor que la australiana Paige Leonhardt, que se llevó la plata con 1:16.44. El bronce fue para la brasileña Debora Borges.

La delegación española suma 15 medallas (3 oros, 5 platas y 7 bronces) en un Mundial cuya clasificación general lidera Italia con 28 preseas. EFE

1011041

drl/jl