EFELas Palmas de Gran Canaria

El entrenador de la UD Las Palmas, Pepe Mel, espera un "partido complicado" para su equipo en la visita de este sábado al CD Castellón, colista de LaLiga SmartBank, porque entiende que su rival afrontará un encuentro "vital" de cara a sus aspiraciones de permanencia.

El técnico madrileño cree que su equipo no debe mirar "ni hacia arriba ni hacia abajo" en la clasificación, ni a los resultados de los demás equipos, sino fijarse en su partido y la posibilidad de "enlazar dos victorias".

"Estamos en la segunda vuelta y todo lo que ocurre tiene importancia, se va acercando el sprint final. El Castellón está metido en problemas y es un partido vital para ellos", ha dicho el preparador amarillo en rueda de prensa telemática.

Mel ha añadido que con la llegada de Juan Carlos Garrido al banquillo rival, el Castellón ahora juega "a no encajar, más junto, a ser rocoso por dentro y con transiciones más rápidas".

A su juicio, las posibilidades de salvación del equipo castellonense "pasan por ganar los partidos de casa", y por eso está convencido de que saldrán "a morder" y proponerles un encuentro incómodo.

"Tenemos que estar metidos muy metidos en el partido para sacar algo positivo; si no es así, nos vendremos con una derrota", ha asegurado.

Mel dará la lista de convocados a la conclusión del entrenamiento vespertino de este viernes, pero ha avanzado que Rober y Clemente continúan de baja, con secuelas de la covid-19, y que el francés Loiodice ya ha regresado de París, donde fue examinado por un médico de su confianza, pero aún no tienen los resultados. EFE