EFELas Palmas de Gran Canaria

El entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, Pepe Mel, ha manifestado que el partido de este sábado en Gran Canaria ante el CD Mirandés debe servir para "zanjar la temporada" y cumplir el objetivo de la permanencia en LaLiga SmartBank, sin depender de los dos últimos encuentros.

El conjunto amarillo tiene 50 puntos, una cifra con la que su técnico cree que "seguramente va a valer" para salvarse, pero como las matemáticas son "caprichosas", prefiere dejar todo "sentenciado" con una victoria para evitar nervios de última hora, según ha asegurado en rueda de prensa telemática.

Por ello, Mel pone a este partido el cartel de "muy importante" y espera que sus jugadores salgan al campo con la "velocidad" que necesita un encuentro "de estas características", en el que el Mirandés, aún con algunas opciones de llegar al 'play-off' de ascenso, les exigirá "el cien por cien de atención".

Del rival ha dicho que está haciendo una "buena temporada", que es "muy intenso" y que tiene a cinco o seis jugadores que "marcan la tendencia" del equipo, algunos de los cuales "jugarán en Primera" la próxima temporada.

También ha recordado que es un adversario al que ya "sufrieron" en el partido de la primera vuelta disputado en Anduva, cuando en apenas un minuto, justo antes del descanso, encajaron dos goles en un choque que Las Palmas tenía de cara, y que acabó perdiendo por 2-1. "Avisados estamos de su potencial", deduce.

Mel no olvida el "berrinche" que se llevó el pasado miércoles tras la "decepcionante" primera parte de su equipo en Oviedo, donde a su juicio hicieron los "peores" minutos desde que se ha reanudado la competición, con derrota final por 2-1.

"No estuvimos al nivel que se nos tiene que exigir, era la última oportunidad que teníamos para el 'play-off', regalamos mucho, y si hacemos lo mismo contra el Mirandés, seguro que lo van a aprovechar, por eso mañana espero otra versión de mi equipo", ha recalcado.

Mel reconoce que la Unión Deportiva "no es un equipo perfecto" y esa es la razón por la que no ha logrado clasificarse para luchar por el ascenso, ya que después de 39 jornadas disputadas la competición pone a cada uno "en su sitio".

Por ello, ahora el club debe "mejorar en todas parcelas" para la próxima temporada, aunque continúa sin ponerse en contacto con él para tratar su renovación de contrato.

"La semana que viene puede ser un momento magnífico", ha dicho Mel, cuando el equipo tenga la permanencia en el bolsillo, antes de visitar al Rayo Vallecano el próximo viernes. E