EFESanta Cruz de Tenerife

El entrenador del CD Tenerife, Rubén Baraja, ha asegurado este viernes que “no es el momento” de hablar de su renovación como técnico del conjunto blanquiazul, puesto que quiere estar “completamente centrado” en preparar el regreso de la competición y “despistarse con otra serie de cosas no sería positivo” ni para él ni para el club.

En una rueda de prensa telemática, el técnico ha dicho que está “muy agradecido” al club por valorar su trabajo “en positivo” y que está “muy a gusto en la isla”, pero ha insistido en que “ahora mismo hay que centrarse en volver bien a la competición y cumplir con los objetivos”.

“Ahora tengo que centrarme en la competición, porque estamos ante un reto mayúsculo en el que tenemos que depositar todas nuestras energías”, ha dicho Rubén Baraja, que tiene contrato hasta el final de esta temporada.

Cabe destacar que en sus últimas comparecencias el director deportivo, Juan Carlos Cordero, mostró su apoyo a Rubén Baraja y dijo que la mejor noticia para el club es que el técnico pucelano continúe en el banquillo insular.

En cuanto al regreso de la competición, Rubén Baraja ha reconocido que les hubiera gustado tener más tiempo para entrenar con la plantilla al completo, y ha recordado que “la dificultad ha sido extrema en todos los sentidos”.

El entrenador ha relatado que, aunque espera que el equipo se parezca al de antes del parón, que afrontan la vuelta de los partidos “con incertidumbre”, puesto que “todo es nuevo” y, por ejemplo, a diferencia de en las pretemporadas no han podido jugar encuentros amistosos.

Sobre la novedad de los cinco cambios, ha señalado que “puede dar frescura para mantener el tono físico”, mientras que ha recordado que en enero tuvieron mucha acumulación de encuentros con la Copa del Rey y el equipo tuvo “un buen rendimiento”.

Baraja ha avisado de que “el inicio de la competición es muy importante”, puesto que con los partidos tan seguidos “en seguida te puedes poner arriba o abajo”, y también ha explicado que no tiene que ser “una excusa” jugar cada tres días, aunque ha dicho que espera que durante la competición se compensen los días de descanso de cada equipo entre los encuentros. EFE