EFEPuerto del Rosario (Fuerteventura)

El Gobierno canario ha aprobado el segundo plan de recuperación del opilión de la Cueva del Llano (Maiorerus randoi), una especie endémica de arácnido incluida en la categoría de ‘en peligro de extinción’ en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, cuya única población conocida se localiza en ese tubo volcánico de Fuerteventura.

En un comunicado, la Consejería de Transición Ecológica explica que este segundo plan pretende garantizar la supervivencia de esta especie, que desarrolla todo su ciclo vital en el medio subterráneo y que se encuentra en un precario estado de conservación, prestando una especial atención a enmendar las condiciones que están limitando el aporte de nutrientes a la cavidad.

El ámbito de actuación de este plan abarca la totalidad del área de distribución conocida de la especie, que se circunscribe al tubo volcánico Cueva del Llano, la proyección de este en superficie y una zona de protección que abarca 50 metros en todas las direcciones medidas a partir del perímetro del citado tubo volcánico.

Este plan se desarrolla prestando una especial atención a enmendar las condiciones que están limitando el aporte de nutrientes a la cavidad y como continuación de otro plan anterior aprobado por Decreto 38/2012 que estuvo vigente durante cinco años.

El consejero del departamento autonómico, José Antonio Valbuena, destaca que, "teniendo en cuenta que esta especie es muy susceptible a los cambios de las condiciones ambientales, el plan de recuperación plantea acciones encaminadas a mejorar el estado de la cavidad, particularmente en los sectores III y IV del tubo volcánico".

Entre las actuaciones encaminadas a mejorar el estado de conservación de la Cueva del Llano se plantea "la modificación del cerramiento del Centro de Interpretación de la Cueva del Llano para permitir la entrada del agua procedente de la escorrentía", explica el consejero.

Además de "la canalización de las aguas superficiales desde el cauce del barranco, y la regulación de los usos en las áreas críticas delimitadas por el plan", añade. EFE