EFELas Palmas de Gran Canaria

Un centenar de grancanarias del sector primario hicieron historia en Canarias al realizar la primera trashumancia exclusivamente femenina para demostrar que ellas históricamente han estado ahí, trabajando en el campo, aunque sin el protagonismo que merece su duro trabajo. No fue una exhibición, ni mucho menos, se trataba de una trashumancia real que, planificada por el ganadero Felipe Mendoza, cedió el testigo para que esta práctica milenaria estuviera guiada solo por mujeres, destaca este sábado un comunicado del Cabildo.

Llevaron 350 ovejas desde El Agazal, en una finca arrendada en la que han pastado los animales desde el pasado mes de junio, hasta su explotación en Cueva Sosa, también en el municipio de Gáldar, donde Mendoza tiene la Quesería Cueva Sosa. Mujeres y niñas ataviadas con camisetas malva fueron las encargadas del traslado de los animales durante más dos horas, en un recorrido difícil, de costa a medianía, con tramos en pendiente de más de 30 grados, por camino reales y agrícolas que le llevaron a subir hasta Los Montañones, para pasar después por Samarrita, hasta llegar a su destino.

Una niña, Patricia Benítez, de solo 12 años, fue la responsable de guiar no solo a las ovejas, sino también a las trashumantes, ya que realiza habitualmente este recorrido llevando el ganado con su familia, resalta la nota.

Esta acción reivindicativa impulsada por ganaderas con motivo del Día Internacional de las Mujeres Rurales ha contado con la colaboración del Cabildo, explicó el consejero de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo, quien las acompañó junto al concejal de Desarrollo Local de Gáldar, Agustín Martín. Hidalgo recordó que las mujeres siempre fueron las grandes protagonistas de las ganaderías y de forma especial de las queserías, y mostró su confianza en que esta trashumancia femenina sea la primera de muchas para visibilizar una labor indispensable en el mundo rural. Con esta iniciativa se hizo realidad una idea de la quesera Yohana Mendoza, hija de Ana María Vega y José Mendoza ‘Pepe de Pavón’, dueños de la quesería Cortijo de Pavón, que surgió hace casi un año durante una trashumancia de la familia que unió la presa de Las Niñas con Monte Pavón. A esta idea no solo se sumó el Cabildo, sino también las asociaciones Proquenor y Asoquegran, además de la Confederación de Mujeres del Mundo Rural, el Ayuntamiento de Gáldar, la empresa de seguridad Cecosem y Aider Gran Canaria, que colaboraron en la organización. Para culminar este histórico día tuvo lugar una celebración en San José de Caideros, cuna de las estameñas y con una arraigada tradición trashumante, donde las mujeres disfrutaron de un almuerzo con productos de la tierra, amenizado por actuaciones musicales. EFE

iqr