EFELa Laguna (Tenerife)

El entrenador del Iberostar Tenerife, Txus Vidorreta, reconoció que su equipo tuvo que trabajar duro para ganar el partido de este sábado ante el Obradoiro (90-78) y aseguró que parte del triunfo fue que “fuimos capaces de frenar a sus tiradores”.

El técnico del equipo aurinegro dijo que “después de un mal comienzo, le tomamos el pulso al partido. Tomamos ventajas, cortas y siempre que teníamos una oportunidad con seis puntos arriba fallábamos tiros cómodos, tiros libres o perdíamos alguna bola con ventaja. Eso le permitió a Obradoiro a seguir enganchados. En el tercer cuarto cambiaron el estilo de juego, con exteriores grandes y acertaron desde la línea de tres. Al final creo que somos merecedores de este triunfo", explicó el entrenador.

Txus Vidorreta indicó que para él, la clave estuvo en "nuestra defensa sobre los jugadores exteriores, que nos ha servido para que ellos no se sintieran cómodos”. Además, Vidorreta destacó que “ellos juegan bien las situaciones de bloqueo directo y nosotros pudimos ser más duros con sus interiores, pero era parte del plan de partido”. EFE