EFELas Palmas de Gran Canaria

La ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha afirmado este lunes que "todos tenemos la sensación de que la recuperación económica está en marcha", si bien en las islas es más lenta debido a la falta de turismo internacional, ya que aún no se han abierto todos los mercados debido a la pandemia.

En un Foro Económico y Social organizado por el periódico "Canarias7", la ministra ha afirmado también que Canarias es una de las "joyas" de España y por ello, "uno de los territorios que hay que cuidar especialmente" y ha avanzado que las ayudas directas destinadas a pymes y autónomos, 1.144 millones para el archipiélago (la autonomías que recibe mayor dotación), se podrán empezar a solicitar a partir de mañana martes.

En su intervención, ha destacado que después de un año "tan duro" debido a la covid-19, la campaña de vacunación ha supuesto un punto de inflexión en la crisis sanitarias y económica que ha provocado, al tiempo que ha valorado el ritmo que se ha conseguido en la inoculación de la vacuna en toda España, al igual que en Canarias.

Para Calviño acelerar este proceso "es lo más importante", si bien en Canarias se puede abordar con una "relativa calma" porque la incidencia de los contagios ha sido más baja.

La vicepresidenta segunda ha destacado además en su intervención que se espera con "ansia" la apertura del mercado para el turismo, si bien cada día los indicadores económicos muestran buenos datos, en el laboral, el más importante, van creciendo las cifras de afiliación a la Seguridad Social y de empleo, pues los trabajadores van saliendo del ERTE, salvo en Canarias.

En las islas aún quedan 76.000 trabajadores en ERTE, pero, en general, "todos tenemos la sensación que la recuperación está nen marcha y la economía está entrando en una nueva fase", ha señalado Calviño, quien ha considerado que esta recuperación tan rápida en la economía española, frente a la anterior crisis económica, de naturaleza distinta, responde en parte a las medidas adoptadas por el Gobierno desde que llegó la pandemia.

Unas medidas en las que además se ha tenido "especial sensibilidad" con determinados territorios como Canarias, y en las que la prioridad ha sido proteger el empleo, las rentas de las familias, así como ayudar a las empresas.

Ha recordado que en el momento álgido de la crisis, en Canarias llegaron a haber 226.000 trabajadores en ERTE y ha destacado como una "buena noticia" el acuerdo logrado para que estos expedientes se extiendas hasta finales de septiembre.

La ministra ha subrayado que la falta de turismo internacional hace que la caída del PIB y las dificultades de recuperación sean más importantes en Canarias, por lo que "hay que seguir trabajando para que se recupera lo más rápido posible y corregir los defectos de antes de crisis".

Ha considerado fundamental recuperar la inversión pública, lo que supone un lastre también para la inversión privada, para conseguir un crecimiento económico a medio y largo plazo. España no ha invertido lo necesario para un crecimiento económico a medio y largo plazo.

La ministra ha destacado también que España se encuentra en un momento de cambio con cuatro objetivos a lograr: el primero, "vacunar y vacunar, porque es la mejor receta; el segundo, seguir preservando la estabilidad económica y financiera; el tercero, proteger las empresas, el empleo y las rentas de las familias; y el cuarto desplegar de forma eficaz el plan de recuperación económica.

Un plan que ha confiado en que sea aprobado en los próximos días por la Comisión Europea y para que puedan empezar a fluir los recursos europeos y que permitirá seguir desplegando la "agenda del cambio" del Gobierno, iniciada hace tres años.

Se trata de una "hoja de ruta tremendamente ambiciosa, la mayor parte a desarrollar entre este año y 2023, y que permitirá reorientar toda la inversión pública hacia el eje verde, el desarrollo digital y la cohesión social.

Calviño ha subrayado que el objetivo es conseguir una transformación de la economía española, incluido el turismo, que es un sector a cuidad y que debe ser objeto de cambios, pero sin que pierda peso.

El reto que supone el plan de recuperación es "grande" y no será sencillo, hará falta mucha cooperación entre administraciones y articular una negociación constante con los agentes sociales, que durante la pandemia han demostrado "enorme responsabilidad".

"España será capaz de estar a la altura de estos retos", ha afirmado la vicepresidenta segunda del Gobierno.