EFELas Palmas De Gran Canaria

El consejero canario de Hacienda, Román Rodríguez, ha firmado este viernes la orden para el aplazamiento, en 12 meses, de las cuotas devengadas por el IGIC y no satisfechas por las entidades integradas en el grupo empresarial Thomas Cook del que podrán beneficiarse los afectados por su quiebra.

Esta orden se publicará el próximo lunes en el Boletín Oficial de Canarias y se incluyen en las medidas promovidas por el Gobierno autónomo para atenuar los perjuicios económicos derivados de la quiebra del turoperador, ha indicado el departamento que dirige Rodríguez.

Esta medida responde, además, a las peticiones formuladas en tal sentido por el sector turístico canario.

En concreto, se regula la concesión del aplazamiento, con dispensa de garantía, de determinadas cuotas respecto de aquellos sujetos pasivos cuya situación económica-financiera les impida de forma transitoria efectuar el pago dentro de los plazos establecidos en la normativa del IGIC.

Los aplazamientos se corresponderán con las cuotas devengadas en los períodos de liquidación trimestral del tercer y cuarto trimestre de 2019 y en los períodos de liquidación mensual de septiembre, octubre, noviembre y diciembre del citado año.

Para ello, es preciso que las cuotas hayan sido repercutidas y no satisfechas por el adquiriente de los bienes o servicios, en este caso cualquier entidad integrada el grupo empresarial Thomas Cook.

El aplazamiento de tales cuotas se concederá, previa solicitud del sujeto pasivo, por un plazo de doce meses.

Las solicitudes deberán formularse conforme a lo dispuesto en el artículo 46.2 del Reglamento General de Recaudación, con excepción del plazo y las cuestiones relativas a la garantía.

Además, los solicitantes deberán presentar copia de las facturas en la que consten las cuotas repercutidas y no satisfechas. EFE