EFESanta Cruz De Tenerife

La consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende, ha informado este miércoles de que las islas han perdido en 20 años 7.000 hectáreas de suelo cultivado, lo cual ha dicho que es "mucha superficie".

La consejera, en el pleno del Parlamento, canario ha comparecido a instancias de su partido, el PSOE, para hablar de las directrices de ordenación del suelo agrario, y ha alertado de que si no se pone freno se pueden llegar a perder hasta 23.000 hectáreas en los próximos años.

En Canarias hay un total de 44.000 hectáreas cultivadas y "hay espacio para crecer" y potenciar el sector agrario, que genera más de 20.000 puestos de trabajo directo y supone un 1,2% del PIB, ha añadido.

Ha abogado por hacer "un esfuerzo especial" en este sentido y ha denunciado que en las islas hay poco suelo fértil -solo un 16% del total frente al 50% de la Península- y una fuerte presión demográfica.

En cuanto a la presión demográfica, ha señalado que hay una densidad de población de más de 300 habitantes por kilómetro cuadrado, lo que supone una alta densidad de población que consume suelo para infraestructuras básicas.

Además, casi el 50% de los espacios están protegidos por sus valores medioambientales, ha señalado la consejera, quien ha insistido en la importancia de focalizar y poner la atención en el suelo agrario para poder desarrollarlo en las directrices de ordenación del suelo agrario.

A este respecto, ha avanzado que con las directrices se van a establecer zonas agrarias específicas, que serán acordadas con cabildos, ayuntamientos y asociaciones.

El diputado de CC-AHI Narvay Quintero ha denunciado la presión urbanística, industrial y de energías renovables que sufre el suelo agrícola, que dispone de un espacio limitado que hay que proteger.

Quintero ha valorado que la Ley del Suelo que impulsó su partido cuando gobernaba hace cuatro años haya protegido "como nunca antes" el suelo agrario y le ha pedido a la consejera que con estas directrices no abra una "vía peligrosa" para desprotegerlo.

El diputado del PP Juan Manuel García ha acusado a las administraciones de haberse dedicado a poner "pegas y trabas" al sector agrario, lo que "ha echado a la gente del mundo rural".

García le ha pedido al Gobierno que no utilice la directrices de ordenación del suelo agrario para bloquear los usos de suelo agrario en las islas verdes, que tienen "muchas dificultades para poder desarrollar otras actividades económicas".

El diputado de Ciudadanos Ricardo Fernández de la Puente ha abogado por proteger la actividad agraria para que sea rentable y deje de estar abandonada y por poner en valor la agricultura cuando se recupere el turismo tras la pandemia.

Jesús Ramos, de la Agrupación Socialista Gomera, ha pedido que se faciliten nuevas instalaciones agrícolas y ganaderas sin pasar por impedimentos de "sobreprotección" que han impedido la recuperación e impulso socioeconómico del campo, que se ha visto despoblado.

Asimismo el diputado de Sí Podemos Canarias Francisco Déniz ha denunciado que el turismo, la construcción y el cemento "han arrasado con el mundo rural y agrario", por lo que ha exigido al Gobierno que revierta esta tendencia y articule políticas para que se pueda vivir "dignamente" de este sector.

Déniz ha insistido en que su partido se opone a infraestructuras turísticas en suelo agrario, como ya defendió en el pasado cuando se debatió la conocida como Ley del Suelo.

En la misma línea, el diputado de Nueva Canarias Luis Campos ha recordado que su fuerza política defiende que no se reste "ni un suelo metro cuadrado de suelo cultivable" en favor de infraestructuras turísticas.

La diputada del grupo Socialista Canario Ventura del Carmen Rodríguez ha avanzado que con las directrices de ordenación del suelo agrario se abre un momento importante para atenuar la pérdida de suelo, evitar el suelo agrario sin actividad y proteger los sistemas en riesgo de desaparición, como bancales o la geria.EFE

brr/spf