EFELas Palmas de Gran Canaria

Canarias concentró el pasado mes de mayo, cuando los establecimientos turísticos pudieron comenzar a reabrir al público tras el cierre impuesto por la covid-19, un 8,8 % de las pernoctaciones no hoteleras del territorio nacional, aunque sufriendo un descenso interanual del 99,4 %.

Así figura en el avance de datos provisionales de la Encuesta de ocupación en alojamientos turísticos extrahoteleros que ha dado a conocer este miércoles el INE, en el que se destaca que Canarias concentraba en mayo de 2019 el 35,2 % de las pernoctaciones no hoteleras que se realizaron en España.

La encuesta advierte de que, aunque desde el pasado 11 de mayo los establecimientos turísticos pudieron reanudar su actividad, con ciertas restricciones, dadas las limitaciones que aún afectaban a la movilidad de la población por el mantenimiento del estado de alarma, solo abrieron 19.647 de los casi 178.765 alojamientos extrahoteleros del país, un 88,1 % menos que en el mismo mes de 2019.

Las plazas ofertadas en todo el territorio nacional fueron 150.698, un 9,8 % del total.

En este contexto, los apartamentos turísticos de Canarias recibieron el pasado mes de mayo 1.071 viajeros que realizaron 12.039 pernoctaciones, con una estancia media de 11,24 días, lo que situó en un 6,28 % el grado de ocupación de este tipo de alojamientos, en los que fueron empleadas 411 personas.

Los alojamientos de turismo rural del archipiélago tuvieron el quinto mes del año 152 huéspedes que realizaron en ellos 2.477 pernoctaciones, con una estancia media de 16,26 días, lo que implicó un grado de ocupación por habitación del 28,91 %, con el que se dio empleo a 148 personas. EFE

pcr/jmr