EFELas Palmas de Gran Canaria

Turismo de Canarias ha puesto en marcha una campaña para atraer a los viajeros mayores de 55 años que disfrutan de vacaciones de larga estancia, con el fin de duplicar su facturación en las islas y lograr un gasto de 770 millones de euros anuales en el archipiélago.

La campaña gira en torno al lema "Take a life break in the best climate of the world" (‘Date un respiro en el mejor clima del mundo"), ha indicado la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, durante una rueda de prensa.

El visitante mayor de 55 años que pasa largas temporadas de vacaciones o "silver plus" es uno de los tres segmentos de turistas de larga estancia, junto con los trabajadores remotos y el turismo deportivo profesional, a los que Turismo de Canarias destinará en 2022 un presupuesto global de 1,5 millones de euros.

La promoción del turismo "silver plus" contará con una dotación de al menos de 500.000 euros el año que viene, después de que esta año se hayan iniciado acciones publicitarias con un presupuesto adicional en torno a los 250.000 euros en diciembre.

La consejera ha indicado que la economía sénior supone el 25 % del Producto Interior Bruto (PIB) en Europa y más del 45 % del consumo mundial, por lo que los expertos la definen como un nuevo motor económico.

Además, la Organización Mundial del Turismo (OMT) calcula que la población de 60 años en adelante llegará a realizar más de 2.000 millones de viajes internacionales en 2050, por lo que "Canarias debe ser un destino prioritario para estas personas, se trata de una oportunidad de desarrollo económico y social que el destino no puede perder", ha manifestado Castilla.

De hecho, el archipiélago ya cuenta con unas cifras considerables en llegada de turistas sénior, que en 2019 representaron 4.514.000 personas, un 34 % del total de los visitantes que recibió el archipiélago.

Una cuota de mercado que es aún mayor si se hace referencia a la facturación que representa, pues este turista se caracteriza por un mayor gasto.

En 2019, generó 5.360 millones de euros de facturación, un 35,52 % del total de la cifra de negocio del turismo en Canarias.

Con la nueva estrategia puesta en marcha, Turismo de Canarias persigue mejorar las cifras de turistas "silver plus" o de larga estancia que ya reciben las islas.

En 2019, el año previo a la pandemia, llegaron 131.600 visitantes pertenecientes a este segmento, cuya estancia media fue de 49,58 noches y su facturación anual, de 383 millones de euros.

El objetivo del plan de acción es que a medio plazo el número de turistas "silver plus" que vengan a Canarias sea de 200.000 anuales, es decir, un aumento de alrededor del 50 %.

Además, con la colaboración del sector privado en el desarrollo de un producto acorde a los "silver plus" se pretende alargar su estancia media y, por lo tanto, aumentar así su facturación anual, que pasaría de 383 millones de euros a más del doble, 770 millones de euros.

El turista "silver plus" que ya escoge Canarias como su destino vacacional lo hace por su pertenencia a Europa, por el entorno ambiental, los paisajes, la gastronomía y la red de senderos, así como por la oferta comercial y cultural.

Su estancia media es de 50 días, frente a los nueve días del conjunto de visitantes y gasta por viaje un promedio de 2.907 euros, frente a los 1.137 euros del resto.

Un 80 % de los visitantes "silver plus" no contrata su viaje a través de un paquete turístico, sino que mayoritariamente compra el vuelo directamente a la compañía aérea (un 73 %) y reserva su estancia con el alojamiento (54,1 %).

Además, se trata de un turista que viaja en pareja, visita más de una isla y es un gran repetidor del destino; de hecho, sus visitas anteriores le sirven para organizar mejor su viaje.

El visitante "silver plus" se encuentra por encima de la media a la hora de recorrer las islas por su cuenta, visitar bodegas, mercadillos, museos y degustar gastronomía canaria. EFE