EFELas Palmas de Gran Canaria

Los sindicatos CCOO y UGT han pedido al Gobierno de Canarias que complemente las prestaciones que reciben los trabajadores afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), ya que muchos de ellos afrontan una situación económica difícil.

Las organizaciones sindicales consideran que los 1.144 millones de euros que Canarias recibirá de los fondos europeos de reconstrucción permitiría aligerar los presupuestos del Gobierno de Canarias y que este destinase fondos a complementar las prestaciones por ERTE.

Este uno de los asuntos tratados en el reunión que el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Economía, Elena Máñez, han mantenido con los secretarios generales en las islas de Comisiones Obreras, Inocencio González, y UGT, Manuel Navarro.

Al término del encuentro, González ha asegurado que la disposición del Gobierno a intentar buscar una salida a la situación de los trabajadores en ERTE ha sido buena, y el Consejo de Gobierno de este jueves abordará la posibilidad de iniciar un proceso de negociación con ese fin.

Hace meses, los sindicatos cifraron en unos 30 millones de euros el dinero necesario para complementar los ERTE, pero la cantidad final se negociaría, ha dicho el representante de CCOO.

En Canarias había a 31 de marzo 86.826 trabajadores afectados por un ERTE, muchos de los cuales ya llevan en esa situación siete u ocho meses.

Estos trabajadores reciben un 30 por ciento menos de su salario habitual, e incluso una cantidad menor en algunos casos, ha dicho el representante de CCOO.

En el caso de una persona que por ejemplo trabajaba cuatro horas, la prestación que recibe es muy baja.

El representante de UGT ha destacado que muchos trabajadores en ERTE no reciben una prestación que alcance el Salario Mínimo Interprofesional, y en algunos casos no llega siquiera a 500 euros mensuales.

Asimismo, ha insistido en la necesidad de que el dinero que reciba Canarias se destine a mantener los empleos y el tejido productivo.

Considera que el dinero "debe gastarse y gastarse bien" y ha pedido que ese gasto se vea como una inversión de futuro.

Tanto el representante de UGT como el de CCOO han pedido que se fiscalice el destino de los 1.144 millones de euros de los fondos.

"No podemos permitir el trapicheo y que el dinero público se destine a otra cosa que no sea el mantenimiento de la productividad", ha manifestado González.

A su juicio, la crisis actual es una oportunidad para crear una economía más diversificada y lograr que las tasas de desempleo bajen en Canarias. EFE

as/jmr

(foto)