El presidente del Cluster Canario de Transporte y Logística, Jesús del Amo, afirma que el parón de actividad está siendo "catastrófico" para el sector, que prevé pérdidas cuantiosas, y reclama entre otras medidas que se revise la materialización de la RIC, pues el escenario ha cambiado completamente.

En una entrevista con EFE Jesús del Amo señala además que en Canarias el parón turístico "va a tener unas consecuencias fatales para la economía insular" ya que al ser el principal motor económico es el que da impulso directa o indirectamente al resto de sectores, y augura que no se recuperará la normalidad hasta dentro de 2 años.

Respecto a las empresas vinculadas al Cluster, precisa Jesús del Amo que el parón se está apreciando de una forma muy acusada y asociados como Binter han visto reducida su actividad en el tráfico aéreo casi un 90 % y Fred Olsen en el tráfico marítimo el 80 %.

Además en ambos casos las líneas que siguen operando son enormemente deficitarias al llevar un número muy reducido tanto de pasajeros como de mercancías y, prosigue Del Amo, también están afectadas las pymes del sector, como las dedicadas al tránsito de mercancías entre islas, que la semana pasada operaron entre un 30-40% de la actividad normal y este porcentaje se ha visto reducido esta semana al 25%.

"Esta reducción tan grande de la carga se debe a que la mayoría de sus clientes, empresas de comercio minorista, han visto cerrados sus establecimientos por imperativo del Gobierno y solo hay comercio electrónico", añade el presidente del Cluster, que indica que también están acusando enormemente los efectos todas las empresas dedicadas a la distribución capilar de productos como alimentación y bebidas que han visto reducida su actividad un 80%.

Ello se debe a que se dedican a abastecer principalmente a hoteles y restaurantes, que están cerrados desde el primer momento de la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno.

"Nos preocupa también la situación en que quedan nuestros asociados que desarrollan nuevas tecnologías y aplicaciones para logística y transporte, ya que en él se agrupan empresas de desarrollo de aplicaciones software y las dos universidades canarias, y nos tememos que estos proyectos van a verse afectados y por tanto también lo será la competitividad y eficiencia del sector", advierte.

En cuanto a la reactivación, apunta Jesús del Amo que dependerá del tiempo que dure el parón, pues a mayor tiempo de duración más lento va a ser el relanzamiento de la actividad, tanto en el transporte, distribución y almacenaje de mercancías como de personas.

"Aún es pronto para cuantificar las pérdidas que van a producirse en el sector pero sin duda van a ser cuantiosas tanto para las empresas como para los trabajadores, ya que si no se recupera la actividad rápidamente las empresas se van a ver obligadas a ajustar sus estructuras y a reducir gastos para poder sobrevivir y esto va a implicar reducciones de plantilla que esperemos afecten a los menores trabajadores posibles y el menor tiempo posible", afirma.

Por ello teme que como mínimo hasta después de 6 meses del parón no se volverá a notar una actividad normal, y que el nivel de actividad no se recuperará completamente hasta dentro de dos años.

En cuanto al frenazo turístico, cree Jesús del Amo que en el ámbito del Cluster repercutirá sobre todo en las empresas que se dedican a la distribución de mercancía para la restauración y la hostelería, tanto de alimentación como de otros servicios, y va a provocar que gran parte de la flota actual de vehículos no disponga de carga mínima para poder operar, lo que supondrá cuantiosas pérdidas para las empresas de transporte.

Pero igualmente afectará a todos los demás sectores del transporte y la logística, desde la actividad portuaria, los servicios aduaneros, el arrastre de contenedores, el transporte de pasajeros, todo va a sufrir una merma directa al fallar el motor de empuje de la economía canaria que es el sector turístico, destaca.

El Cluster ha lanzado una campaña para recabar información de sus asociados y así poder encauzar correctamente las demandas del sector de la logística y el transporte, que confía en trasladar en un plazo breve a la Consejería de Obras Públicas, Transporte y Vivienda.

El sector opina también que es fundamental la colaboración del sector público y privado con el objetivo común de salvaguardar el empleo y además, subraya Jesús del Amo, es necesario revisar la materialización de la Reserva de Inversiones de Canarias (RIC) ya que "el escenario desde que se plantearon esas inversiones ha cambiado completamente".

El Cluster también cree que será necesaria una flexibilización de las cargas sociales y fiscales y que la duración de los ERTE coincida con la disminución de la actividad económica y no solo con la duración de la alerta sanitaria. EFE