EFESanta Cruz de Tenerife

El proceso de desmantelamiento de las instalaciones de la refinería que posee CEPSA en Santa Cruz de Tenerife comenzará en marzo de este año, según han anunciado este viernes el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y el consejero delegado de la empresa energética, Maarten Wetselaar.

El jefe del Gobierno regional ha indicado además en una rueda de prensa en la capital tinerfeña que la intención es que el proceso de desmantelamiento de la refinería culmine en 2030, cuando la capital tinerfeña recuperará medio millón de metros cuadrados.

El anuncio ha sido realizado al término de una reunión entre Ángel Víctor Torres y Maarten Wetselaar para abordar el desmantelamiento de las instalaciones de la empresa en la capital tinerfeña, que se llevará a cabo en dos fases y cuyo coste asumirá la compañía petrolera.

El encuentro ha sido "frutífero" para hablar del papel de CEPSA en las islas y su compromiso con el futuro, en palabras de Maarten Wetselaar, quien ha añadido que la compañía está en Canarias desde hace casi 100 años, en los que ha realizado una contribución "enorme" al desarrollo social y económico.

Y tiene la "firme" voluntad de seguir contribuyendo al progreso de Canarias, así como impulsar la transición ecológica, ha declarado Wetselaar, quien ha afirmado que CEPSA trabaja porque la descarbonización sea beneficiosa para que todos los canarios dispongan de energía limpia, segura y accesible.

El directivo de CEPSA ha asegurado que la compañía cree en la necesidad de acometer una transición ecológica integral, juste e inclusiva para todas las personas, y por eso lleva a cabo una profunda transformación para afrontar el desafío climático.

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres ha destacado que la autorización que el ejecutivo canario ha dado para iniciar el desmantelamiento de la refinería hace que el proyecto se convierta en una actuación, que está previsto comenzar en marzo de este año.

Se trata de una obra "estratégica y estructurante" que a juicio de Ángel Víctor Torres puede ser un emblema de la Unión Europea, ya que ha afirmado que es un ejemplo de transición energética y de recuperación de zonas urbanas que son "corazones" de una ciudad.

El presidente de Canarias ha aseverado que llegar al día de hoy "no ha sido sencillo", y ha aclarado que el proceso se llevará a cabo en dos fases, la primera de las cuales será el desmantelamiento y descontaminación tanto de las unidades que están vacías como del subsuelo, y que se terminará en 2025.

La segunda fase será la reubicación en el puerto de Granadilla de las instalaciones que estén operativas, y que se prevé terminar en 2030, si bien ha insistido en que se harán esfuerzos para acelerar los plazos de una actuación que entra "de lleno" en la Agenda Canaria de Desarrollo Sostenible 2030.

Con el acuerdo anunciado este viernes se inicia la "cuenta atrás" para en marzo "en lugar de poner la primera piedra quitar las primeras cañerías", ha comentado el presidente de Canarias, quien ha reconocido que ese día habrá sentimientos encontrados, pues parte de la historia de Santa Cruz de Tenerife, de Tenerife y de Canarias está ligada a CEPSA.

El anuncio de este viernes se ha producido unos 8 meses después de que el consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena, dijese en el Parlamento regional que CEPSA se encargaría en 2022 de desmantelar y descontaminar los terrenos de la refinería en la capital tinerfeña.

Según el acuerdo que en junio de 2018 firmaron José Manuel Bermúdez, como alcalde de Santa Cruz de Tenerife, y Pedro Miró como consejero delegado de CEPSA, los 576.000 metros cuadrados de la refinería se destinarán en un 67 por ciento a zona verde y equipamiento público, y el resto tendrá uso privado.

Es el proyecto conocido como "Santa Cruz Verde", al cual se ha referido este viernes el presidente de Canarias, quien dijo que “supondrá la mayor transformación a la que se haya sometido un municipio. Será un emblema para las ciudades del futuro”. EFE