EFELas Palmas de Gran Canaria

El Gobierno canario ha trasladado a la Unión Europea (UE) las preocupaciones del sector primario de las islas en asuntos estratégicos como el brexit y las ayudas del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei).

Con ese objetivo, la consejera canaria de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alicia Vanoostende, y el viceconsejero de Sector Primario, Álvaro de la Bárcena, mantuvo este miércoles un encuentro en Bruselas con el titular de la Dirección General de Agrisostenibilidad y Apoyo a la Renta y responsable del Posei, Pierre Bascou.

Según ha comunicado el Ejecutivo canario, los representantes de las instituciones comunitarias mostraron “total comprensión y apoyo” a las peticiones del Archipiélago orientadas a encontrar una solución con garantías frente a las consecuencias que supondría para el campo de las islas un brexit sin acuerdo.

En esa línea, Vanoostende puso sobre la mesa la importancia de mantener el actual 'statu quo' al ser Canarias una región ultraperiférica, por lo que es prioritario que el sector mantenga el nivel actual de ayudas o, en su defecto, que se "reformulen" para transmitir seguridad ante la incertidumbre de la salida del Reino Unido de la UE.

La consejera canaria destacó "la comprensión de los altos cargos europeos a la hora de tratar asuntos que son de imperiosa necesidad para el sector primario" y agregó que se "trabajará incansablemente" con el propósito de proteger "nuestros intereses, planteando las posibles soluciones con los implicados en las islas", para lo cual precisa de su colaboración.

Alicia Vanoostende completó junto a su equipo una ronda de reuniones en Bruselas para plantear propuestas estratégicas que determinen un panorama favorable en los retos internacionales a los que se enfrenta el sector primario en el archipiélago.

Así, mantuvo varios encuentros con el único eurodiputado canario, Juan Fernando López Aguilar, y con la eurodiputada de la Comisión de Agricultura, Clara Aguilera.

Además, la consejera se reunió con la Asociación Europea de Productores de Plátanos (APEB) y con Asprocan, para hablar del futuro del sector así como de las consecuencias que tiene para el plátano comunitario los acuerdos arancelarios para las importaciones desde terceros países.

La nota destaca que los presentes coincidieron en señalar el compromiso de seguir sumando esfuerzos de forma conjunta en la defensa del plátano de las islas.