EFELas Palmas De Gran Canaria

El Gobierno de Canarias sorteará 50.000 bonos de 200 euros entre residentes en las islas en el marco de una campaña para estimular el turismo interior y, con ello, la reactivación de un sector duramente castigado por la covid-19, que se ha presupuestado inicialmente en 16 millones de euros.

Se trata de la campaña "Somos afortunados", que comenzará a difundirse este miércoles y que incluirá la emisión de bonos turísticos para gastar en alojamientos adheridos a este programa y que figuren en el registro de actividades del sector y también en agencias de viaje con sede física en las islas, lo que deja fuera de esta promoción dirigida al consumo interno a las virtuales y a las viviendas vacacionales que no dispongan de TPV.

Estos bonos serán nominales, de forma que su titular podrá abonar con ellos las vacaciones de su familia, con la exigencia de aportar otros 200 euros, si se opta por la modalidad de alojamiento, y de contratar estancias de al menos cinco días en la época estival y de un mínimo de tres entre octubre y diciembre, si se elige un bono para comprar mediante agencias de viaje, ha explicado en una rueda de prensa la consejera regional de Turismo, Yaiza Castilla.

A estas dos tipologías de bono, que se podrán solicitar en la web "www.somosafortunados.com" entre el 1 y el 14 de julio y cuyos beneficiarios se conocerán el 15, tras un sorteo ante notario, se sumará otra línea de estímulo a las actividades complementarias, como son el turismo activo, la restauración o el ocio, dotada con cinco millones de euros y aún por perfilar.

El director gerente de la empresa pública Promotur, José Juan Lorenzo, ha advertido de que habrá que elegir entre uno de los 25.000 bonos de alojamiento que se sortearán u otro de los 25.000 de agencia de viaje, ya que son incompatibles, mientras que Castilla ha asegurado que la primera modalidad no tendrá repercusiones fiscales, ya que se trata de un trasvase de dinero, por lo que no computará como un incremento de renta.

Además de asegurar una inyección directa de 20 millones de euros al sector turístico canario, el Gobierno canario no puede calcular el impacto económico indirecto que tendrá esta estrategia de comunicación, en la que se ha invertido un millón de euros y que apela al apego a la tierra en un momento emocional en el que el consumidor ansía volver a la normalidad tras las restricciones severas impuestas por la pandemia.

En cualquier caso, Yaiza Castilla ha confiado en que tenga "un efecto multiplicador" que favorezca a todos los sectores que operan en torno al motor productivo del archipiélago.

La consejera ha recalcado que respecto al ejercicio de 2019, la demanda del turismo interior se ha recuperado un 76 % entre enero y abril de este año, mientras que en el verano de 2020 fue el responsable del 36 % de la actividad vacacional generada en el archipiélago, frente al 16 % que anotó el periodo estival anterior a la pandemia.

Ante la aún incierta recuperación del turismo internacional de cara al inminente verano, el Ejecutivo regional pretende que este estímulo dirigido al residente en el archipiélago, que se prolongará hasta la temporada alta canaria, contribuya a compensar ese déficit exterior con "una mayor presencia cuantitativa en los establecimientos reglados de las islas, un incremento de la estancia media o una mayor desestacionalización".

Yaiza Castilla ha dicho que, en función de la disponibilidad presupuestaria, Turismo estudiará ampliar esta estrategia promocional al mercado nacional, de forma que pueda ofertar este tipo de bonos u otro estímulo a los visitantes del resto de comunidades autónomas españolas.

La financiación que ha permitido que esta iniciativa vea la luz se ha conseguido tras un acuerdo alcanzado con las patronales turísticas del archipiélago, por el que se ha podido reprogramar los 80 millones de euros que el Ejecutivo autónomo se había comprometido a abonar al sector para sufragar el importe equivalente al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) que ha tenido que abonar pese a la ausencia de actividad a la que ha llevado la pandemia.

Respecto a las previsiones para el verano, Castilla ha dicho que son ligeramente más optimistas para el turismo internacional, dada la libre circulación de las personas vacunadas o la aceptación de los test de antígenos, así como por la atenuación del ritmo de los contagios y el avance de la vacunación en Europa.

Sin embargo, ha abogado por la cautela, ya que los países y regiones del entorno están promoviendo las vacaciones en casa de sus ciudadanos, "algunos de ellos mediante duras restricciones y una gran parte mediante un sistema de incentivos" al que se ha sumado Canarias para contribuir a la reactivación económica de las ocho islas. EFE