EFEMadrid

El Gobierno no reconsiderará la decisión de cancelar los viajes del Imserso a Canarias, para evitar "poner en riesgo la vida" de un colectivo tan sensible como es el de los mayores, ha confirmado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, tras asegurar que un informe de la autoridad sanitaria desaconseja esos desplazamientos.

Maroto ha respondido así, en la sesión de control del Congreso, a la diputada de Coalición Canaria (CC) Ana Oramas, que le ha pedido que permita estos viajes, porque "es menos peligroso estar en Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura o Lanzarote que en muchas ciudades de la península".

"Le pido que su Gobierno reconsidere el tema de trasladar los viajes del Imserso a Canarias. ¿Cómo se lo vamos a pedir a los europeos si los españoles no confiamos en el destino?", ha planteado, tras apuntar que están llamando a los jubilados alemanes, británicos y nórdicos a que viajen a sus islas, porque han "contenido" la pandemia de coronavirus.

Según sus datos, son 900.000 los turistas mayores que dejarían de ir a Canarias en invierno, lo que supone la pérdida de miles de puestos de trabajo.

Oramas también ha reclamado a la ministra que los covid de los inmigrantes que llegan al archipiélago se contabilicen en la estadística nacional, no en la de cada isla, y que se realicen test en origen y en destino, como Portugal ha hecho en Madeira e Italia en Cerdeña y en Sicilia.

Maroto le ha replicado que comparten el mismo objetivo y que su departamento está trabajando con el gobierno de Canarias y con toda la cadena de valor para abrir corredores turísticos con los principales mercados emisores, pero le ha reprochado que "se olvide de que tenemos que seguir doblegando la curva de la pandemia para que esos corredores se puedan abrir".

"¿Usted lo que quiere es que movilicemos a un colectivo a las islas o a cualquier territorio de la península poniendo en riesgo la vida de estas personas? Pues no vamos a poner a los mayores de nuestro país en riesgo, porque lo que queremos es salvar vidas y, por supuesto, proteger al sector turístico canario", le ha contestado.

Maroto ha recordado que, según el tercer acuerdo social que llevó ayer al Consejo de Ministros, los trabajadores canarios no perderán capacidad retributiva, no consumirán paro, las exoneraciones serán tanto para trabajadores activos como inactivos y los ERTE se adaptarán a los centros de trabajo.

Oramas ha lamentado que la mitad de la población canaria esté en paro o en ERTE y ha afirmado que Canarias "no quiere ERTE, quiere tener los hoteles abiertos", como único destino de invierno en Europa que es. EFE