EFESanta Cruz de Tenerife

El Ayuntamiento de El Rosario (Tenerife) informó este viernes de que mejorado el sistema de reserva en la playa de La Nea, en las playitas de Radazul y en el charco de Tabaiba, de modo que ha aumentado su aforo y las horas de acceso.

Los cambios, que estarán operativos desde las 24:00 horas de este viernes cuando se habilitan las reservas para el viernes 10 de julio, consistirán en la creación de dos franjas horarias de cuatro horas cada una, en lugar de tres franjas de tres horas como hasta ahora.

La franja 1 será de 10:30 a 14:30 horas, y la franja 2 de 15:00 a 19:00 horas.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Sara Cabello, explica en un comunicado que tras dos meses de la puesta en marcha de este sistema de control de aforo, desde el consistorio se apuesta por continuar con las medidas para asegurar el distanciamiento interpersonal e impedir las aglomeraciones de personas.

Eso sí, añade, ampliando las franjas para un mayor disfrute de la ciudadanía.

Cabello argumenta que "el sistema de control de aforo ha sido todo un éxito para garantizar la seguridad y lo demuestra el hecho de que en nuestro litoral no se han visto las aglomeraciones que sí se pueden ver en otras playas de la isla".

Como hasta ahora el usuario deberá entrar en el aplicativo, que se aloja en la página web municipal (www.ayuntamientoelrosario.org), elegir el día, la franja horaria y la zona de baño a la que quiere ir (La Nea, Radazul o charco de Tabaiba) e introducir su nombre, apellidos y DNI en el sistema, que le asignará una plaza, siempre y cuando no se haya alcanzado el aforo máximo de la zona de baño elegida.

Además, el sistema se ha mejorado permitiendo la cancelación de la reserva con 24 horas de antelación, lo que facilita liberar plazas en el caso de que el usuario, finalmente, no vaya a acudir a la playa y mostrando el tiempo que hará el día que se desea reservar.

De 10:00 a 10:30 y de 14:30 a 15:00 horas se desarrollará el operativo de evacuación de bañistas para inmediatamente proceder a limpiar las playas. Para facilitar esta labor y evitar riesgos de contagio innecesarios, sigue estando prohibido fumar en ellas. EFE

rdg