EFELas Palmas de Gran Canaria

El Servicio Canario de Empleo (SCE) financiará con 378.000 euros la formación de 600 personas para cubrir puestos de trabajo de alta cualificación del ramo de la construcción que generará la construcción de la central hidroeléctrica del Salto de Chira, en Gran Canaria, para los que no hay mano de obra capacitada en las islas.

En virtud de un convenio suscrito este miércoles, la Fundación Laboral de la Construcción, impulsada por la patronal isleña del sector, y la compañía Red Eléctrica de España, promotora del proyecto, colaborarán en ofrecer conocimientos adecuados para manejar las últimas tecnologías que en materia digital se han incorporado a las labores de edificación a esas personas con el propósito de que los empleos que generen las obras del Salto de Chira no tengan que ser cubiertos por trabajadores foráneos.

Puesto que erigir esa central hidroeléctrica de bombeo y otras tareas necesarias para hacerla realidad y que llegue a estar en marcha es algo que "requiere unos perfiles profesionales que en este momento no hay en el mercado" en Canarias, según ha explicado en un acto de presentación de la iniciativa la presidenta de la Fundación Laboral de la Construcción, María de la Salud Gil.

Esta portavoz empresarial ha asegurado que, no obstante, su organización "está capacitada para formar a personal con esos perfiles" y hacerlo a tiempo para que estén disponibles al comenzar los trabajos del Salto de Chira, dando así opciones a que las empresas locales concurran al proceso de adjudicación sin la desventaja de carecer de mano de obra cualificada que en muchas ocasiones ha llevado a que inversiones hechas en el archipiélago sean ejecutadas por otras de fuera.

Circunstancia esta por la que "siempre nos hemos quejado en esta tierra de que tiene que venir de fuera personal especializado", que ocupa los puestos de trabajo que se generan en ella mientras sigue habiendo paro, ha destacado el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, invitado al acto, asegurando que, "gracias a esto, esta vez no tiene por qué ser así".

Y también ha dicho apostar por "mejorar la empleabilidad de la mano de obra de Canarias", haciendo "aumentar la capacidad competitiva de sus trabajadores" a través de esta formación, la delegada en las islas de Red Eléctrica de España, Ainara Irigoyen.

Para ello, su compañía aportará educadores seleccionados entre "personal altamente especializado" de su plantilla que puedan transmitir los conocimientos requeridos con precisión a los alumnos que se seleccione como beneficiarios de las acciones previstas en el convenio suscrito.

Los destinatarios de esta formación serán desempleados, provengan de la construcción o no, que se elegirán entre quienes se presenten en función de distintos baremos, sean profesionales, pues para algunos puestos más avanzados se precisará cierta experiencia previa, o sociales, como el llevar largo tiempo inactivo o ser víctima de violencia machista y, especialmente, el ser mujer, pues el 55 % de las plazas se reservarán para ellas, ha expuesto María de la Salud Gil.

Por unas y otras razones, la consejera de Economía del Gobierno de Canarias, Elena Máñez, máxima responsable del SCE, ha afirmado que se trata de un programa, "desde luego, con un alto valor social añadido".

Tanto porque permitirá "contar con personas preparadas que puedan acceder a las oportunidades que se van a crear" y, al tiempo, "mejorar la competitividad de nuestras empresas, al contar con mano de obra muy cualificada", como porque es una forma de "contribuir, en este contexto, todavía, de incertidumbre" respecto a la crisis económica derivada de la covid-19, a generar actividad para el tejido productivo regional, ha argumentado.

En cuanto al desarrollo de la iniciativa, María de la Salud Gil ha detallado que consistirá en organizar un total de 40 cursos de formación especializada que se impartirán en las instalaciones de la Fundación Laboral de la Construcción hasta sumar 3.645 horas lectivas, el 75 % de ellas consistentes en prácticas en empresas, según ha destacado.

Sus alumnos serán capacitados, según los casos, para ser profesionales especialistas en innovadoras tecnologías de trabajo colaborativo aplicado al sector de la construcción para facilitar la gestión de los proyectos, encargados de obra y capataces y operadores de maquinaria específica que se empleará en la construcción del Salto de Chira.

Un proyecto cuyas obras comenzarán "en breve", según ha dicho, aunque sin dar fechas, Ainara Irigoyen, que ha sostenido que "va a ser un elemento fundamental para avanza en la transición energética de las islas", defendiéndolo, así, frente a sus detractores, agrupados en torno a la denominada Plataforma Salvar Chira-Soria.

Miembros de ese colectivo se concentraron a las puertas de la sede del SCE en Las Palmas de Gran Canaria, escenario del acto, para denunciar los perjuicios que, a su entender, implica ese proyecto, que consideran ilegal.

Algo que ha negado la responsable de Red Eléctrica Española, que ha asegurado contar con "todos los permisos" necesarios para, "por supuesto, empezar las obras con todas las garantías". EFE

cms/jmr

(foto)