EFELas Palmas De Gran Canaria

La Federación Canaria de Empresarios Importadores y Concesionarios de Automóviles ha criticado este jueves que se insista en un cambio de modelo hacia una movilidad más limpia pero no se habiliten las infraestructuras necesarias para garantizar su operatividad.

Esta es una de las conclusiones que la sectorial del automóvil hace en su balance del presente ejercicio 2019, que prevé cerrar con una caída de ventas cercana al seis por ciento, retroceso que vaticina que será del dos por ciento en 2020, un ejercicio que será "casi plano" respecto al presente.

Una de las áreas estratégicas para Fredica en 2020 será las de medioambiente y cambio climático, ámbito en el que el sector "no quiere quedarse al margen respecto a los cambios disruptivos que afectan al transporte, por lo que se adaptará, sin duda, a los nuevos tiempos", ha asegurado su presidente, Rafael Pombriego, en un desayuno informativo.

Otro de los asuntos que preocupan a la sectorial es la movilidad en Canarias.

Al respecto, Pombriego ha asegurado que, "al contrario de lo que muchas veces se piensa, al sector le interesa el desarrollo de una movilidad intermodal donde el ciudadano utilice el vehículo de forma razonable", al estimar que "esto permitirá que todos los medios de transporte tengan su espacio".

"El sector apoya decididamente el transporte colectivo porque una utilización alta de este transporte significará que es una alternativa viable para los ciudadanos, desahogando el tráfico y permitiendo que el vehículo privado, entre otros, circule mejor", asegura Fredica.

La necesaria renovación del parque móvil es otra de las cuestiones que marcará el próximo ejercicio, según la sectorial, a la que preocupa la antigüedad del canario, ya que es "uno de los más viejos de España, lo que hace que los vehículos que llegan a los centros de tratamiento sean cada vez más vetustos.

Por ello, Fredica plantea para Canarias un plan de renovación de cuatro años de vigencia para turismos y motocicletas que permita sacar de su parque unas 11.000 unidades de más de diez años de antigüedad, una iniciativa que prevé presentar en breve al Gobierno canario. EFE