La Consejería de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos ha remitido a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal un informe con las medidas adoptadas para "corregir el rumbo" de las cuentas heredadas del anterior Ejecutivo y mitigar las desviaciones detectadas en los objetivos del déficit público y de la regla de gasto.

El vicepresidente y consejero del área, Román Rodríguez, explica en un comunicado que el informe da respuesta a la solicitud formulada por este órgano de vigilancia fiscal estatal, que había advertido del riesgo de incumplimiento de los objetivos fijados a la Comunidad Autónoma para el cierre del presente ejercicio económico.

Rodríguez precisa que la documentación aportada contiene los acuerdos adoptados en las dos últimas reuniones del Consejo de Gobierno, que han consistido esencialmente en la retención de créditos no esenciales por importe de 170 millones de euros -con el objetivo de hacer frente a los gastos en materia de Personal en servicios básicos como la educación y la sanidad- además de diversas propuestas para incrementar los ingresos de la Comunidad Autónoma, a través de la mejora de la gestión de los procedimientos internos y de la reclamación de 408 millones de euros adeudados por el Estado.

De estos 408 millones de euros, 223 se corresponden con las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica; 144 millones, a una anualidad de la ejecución de la sentencia del convenio de carreteras, y otros 41 millones, a obras ya ejecutadas incluidas en la adenda del anterior convenio de carreteras.

Esta comunicación precede a otra que la Consejería habrá de remitir a la Secretaría de Estado de Hacienda, que también ha solicitado a la Comunidad Autónoma información al respecto, después de observar que, con fecha de 22 julio, la proyección de las desviaciones al cierre de 2019 sería mayor que la advertida por la propia AIReF.

El vicepresidente insiste en que el Gobierno canario sigue con firmeza la hoja de ruta diseñada para corregir los desequilibrios presupuestarios heredados del anterior Ejecutivo, “que falló clamorosamente en su previsión de ingresos y que, además, incrementó de manera irresponsable el gasto”.

A este respecto, Rodríguez precisa que se ha encontrado con una merma en los ingresos de 482 millones de euros, producto de las transferencias pendientes del Estado, de una errónea previsión de los ingresos tributarios y del impacto de las rebajas fiscales.

Por la vía de los gastos, la proyección estimada para el cierre de 2019 -con datos del primer semestre- superaría en 193 millones de euros el umbral establecido para Canarias.

De cerrar el año con esos datos, Canarias se colocaría "en una muy delicada situación económico-financiera y con el riesgo de ver intervenidas sus cuentas por el Estado", en aplicación de la Ley Orgánica 2/2012 de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera.

“Precisamente, con las medidas que ya hemos tomado y otras que puedan adoptarse estamos intentando reconducir el rumbo de las cuentas y mitigar en la medida de los posible las desviaciones detectadas”, señala el vicepresidente. EFE