EFESanta Cruz de Tenerife

El presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Santiago Sesé, ha dicho este miércoles que ante el retroceso en el número de turistas, el 1,2 por ciento en el primer trimestre de 2019, es importante apostar por la excelencia para compensar cantidad por calidad.

Una calidad que, indica Santiago Sesé en un comunicado, se ha de conseguir aportando valor al destino, diferenciándolo del resto, y buscando el equilibrio perfecto en la oferta alojativa, para no poner en riesgo el modelo de éxito que se ha conseguido.

“Menos cantidad y más calidad” podría ser el resumen del comportamiento de la actividad turística en las islas durante el primer trimestre de 2019, según se desprende del último boletín de Coyuntura de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife elaborado por su Servicio de Estudios.

De hecho, se añade en el comunicado, Canarias registró la entrada de 3.679.055 de turistas, 44.999 menos que en el primer trimestre de 2018 lo que supone una pérdida anual del 1,2%, pero con un gasto turístico total superior en un 4% respecto a las cifras de hace un año y un gasto medio diario por turista que avanza un 2,6%, situándose en los 143 euros por persona y día en marzo.

Comenta Santiago Sesé que se confirman las previsiones de descenso de turistas por el incremento de la competencia de destinos como Egipto y Turquía al que desvía una parte "importante" del turismo alemán, el que más está cayendo, especialmente en la provincia oriental.

A pesar de esta moderación, desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, se afirma que este comportamiento no debe crear una situación alarmista, sino una reacción por parte de los agentes económicos con medidas que amortigüen los descensos que se están produciendo en algunas tipologías de turistas.

Santiago Sesé señala asimismo que Canarias tiene que conseguir regular el alquiler vacacional bajo unas condiciones que no pongan en riesgo la viabilidad de la planta hotelera, ni los puestos de trabajo que genera.

Un sector, el de los hoteles, que comienza a resentirse no solo por la moderada pérdida de turistas extranjeros, sino por la competencia desleal de la “explosión” de la vivienda vacacional que se ha producido en el archipiélago durante los últimos años, afirma Santiago Sesé.

De hecho, explica, los viajeros alojados en los hoteles canarios, contabilizados por el INE, disminuyeron durante el primer trimestre del año un 1,5% respecto a los de hace un año.

Ese descenso se debió sólo a la caída del número de viajeros residentes en el extranjero (2,6%), que no pudo ser compensada por el incremento de los residentes en España (5,1%).

La estancia media en el trimestre fue un 2,7% inferior a la del primer trimestre de 2018, el número de pernoctaciones descendió un 4% y el índice de ocupación cayó 4,1 puntos situándose en el mes de marzo en un 72,5%, por encima de la ocupación media nacional (53%).

Sin embargo, dice que las cifras de empleo no se han resentido, ya que, según la Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos, elaborada por el INE, el personal empleado en establecimientos hoteleros registró un aumento interanual del 2% en el promedio del primer trimestre.

Añade que la menor actividad propia del segundo trimestre de cada año, una vez que finaliza la Semana Santa y antes del periodo estival, y la incertidumbre del sector por el devenir de los principales países emisores de turistas al archipiélago, se ha traducido en un retroceso del Indicador de Confianza Empresarial entre las empresas de transporte y hostelería del 2,1%. EFE

rdg/spf