EFEBruselas

La Comisión Europea (CE) ha dado luz verde este jueves a las ayudas públicas concedidas por España a los productores de electricidad para suministrar esa energía en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, al considerarlo un servicio de interés económico general.

Bruselas indicó en un comunicado que la medida no distorsiona de manera indebida la competencia, respeta las normas comunitarias y contribuirá a la descarbonización del sector energético en esas áreas.

Según explicó la CE, el objetivo del apoyo público español es asegurar el suministro eléctrico en esos territorios "aislados", al tiempo que se mantienen los precios minoristas al mismo nivel que los de la península.

El Ejecutivo comunitario analizó la medida de acuerdo con las normas de la Unión Europea (UE) sobre ayudas de Estado para servicios de interés económico general, que permiten a los Estados miembros compensar a las empresas a las que se les ha confiado obligaciones de servicio público por el coste adicional de proporcionar dichos servicios, de acuerdo con ciertas condiciones.

La Comisión Europea concluyó que la remuneración concedida a los productores de electricidad solo cubre el coste adicional relativo a la generación de electricidad en esos territorios.

Asimismo, señaló que el plan español también establece "procedimientos competitivos" para la instalación de nuevas plantas destinadas a generar electricidad en el futuro, lo que permite la entrada de nuevos actores y, en consecuencia, aumentar la competencia.

Además, para mejorar la seguridad del suministro eléctrico en Baleares en el largo plazo, así como para permitir una mejor integración de las fuentes de energía renovable en el futuro, España se ha comprometido a construir una segunda conexión submarina entre la península y Mallorca para 2025.

Por ese motivo, la CE ha aprobado el plan de ayudas públicas hasta el final de 2029 en Canarias, Ceuta y Melilla y solo hasta el fin de 2025 para Baleares. EFE