EFELas Palmas de Gran Canaria

La patronal de los concesionarios de automoción en Canarias (Aconauto) ha alertado hoy que desde el lunes 11 de mayo se ha vendido en la región un 74,8 % y un 71,6 % menos de turismos y todoterrenos, respectivamente, en relación a las cifras del mismo periodo del ejercicio de 2019.

En su comunicado subraya que estos son los datos recogidos desde que se procediera a la reapertura de los concesionarios en las islas, al entrar en la fase 1 de la desescalada tras casi dos meses de inactividad absoluta del sector.

Por canales, los coches de empresas sufren un descenso del 83,8 % y los particulares un 68,5 %, aunque el peor registro está en los vehículos de alquiler, con un descenso del cien por cien, y ésta cifra está directamente relacionadas con el parón del sector turístico.

“Es uno de nuestros grandes clientes y está prácticamente parado, pues los coches de alquiler pesan un 30 % en la venta total de vehículos a final de cada ejercicio y esto, obviamente, nos afecta en gran medida”, afirma el presidente de Aconauto Canarias, Manuel Sánchez.

En su opinión, con estas cifras se debe insistir y seguir reclamando “un plan de ayudas al sector, pues necesitamos políticas que permitan reactivar la demanda, poner en marcha de nuevo la economía, y sólo así se podrá renovar el parque móvil de Canarias y reducir las emisiones de CO2”.

Explica que durante este tiempo, los establecimientos han aplicado el protocolo de protección y prevención consensuado con el resto de las asociaciones, patronales del sector y las organizaciones sindicales.

Además, se estableció el sello Concesionario protegido frente a la Covid-19, como compromiso de los concesionarios de adoptar las medidas necesarias en sus instalaciones y vehículos para generar confianza y seguridad a sus clientes y empleados, y se firmó un acuerdo con Eurofins LGS Megalab para realizar test rápidos de la enfermedad a los trabajadores del archipiélago. EFE