EFESanta Cruz de Tenerife

La Asamblea General de la CEOE de Tenerife ha elegido este miércoles a Pedro Alfonso Martín como nuevo presidente de la organización, en una votación que ha reflejado la división en la patronal y con un proceso electoral recurrido ante los tribunales.

Alfonso, que sucede en el cargo a José Carlos Francisco tras ocho años al frente de la patronal tinerfeña, ha sido el único candidato al no obtener la otra aspirante al puesto, Victoria González Cuenca, los avales suficientes.

Pese a ser el único candidato, el sector que apoyaba a González Cuenca ha evitado una elección por aclamación de la Asamblea y ha forzado una votación con el resultado de 132 votos a favor (69,5 %), 40 en contra (21,1 %) y 18 abstenciones (9,5 %).

El nuevo presidente de la patronal tinerfeña, que ocupaba hasta ahora el puesto de secretario general de la CEOE-Tenerife, destacó tras su elección que el resultado garantiza que el 70 por ciento de la CEOE ha apoyado su candidatura, un margen suficiente "para afrontar todos los retos que tenemos por delante".

"Hemos ofrecido colaboración y mano tendida a todos y seguiremos en la misma línea", manifestó Pedro Alfonso, quien señaló que la otra candidatura necesitaba un mínimo de 62 avales y solo consiguió 32, mientras que la suya obtuvo 142 avales.

Desmintió que su candidatura haya bloqueado a Victoria González Cuenca la posibilidad de obtener los avales o que haya trabajado para excluirla del proceso electoral.

"Nuestro equipo jurídico ha desmontado" esas acusaciones y se han subsanado todas las alegaciones presentadas, y también es falso que "yo sea juez y parte" por supuestamente haber pilotado el proceso electoral desde la secretaría general, ya que no ha participado, sostuvo.

También afirmó que la alegación de que presentó su candidatura por una empresa que después se dio de baja en la CEOE fue subsanada, al conseguir ser presentado por otra nueva empresa en el plazo establecido de 24 horas.

Ante la impugnación del proceso electoral por parte de la otra candidatura, Alfonso dijo que la justicia le dará la razón a él "seguro" y lamentó que sean los tribunales los que deban resolver estas cuestiones en lugar de tratarlas dentro de la organización.

"Todo ha sido ratificado por la asamblea, todo ha sido claro, la propia mesa electoral ha estado apoyada por un servicio jurídico externo que hemos contratado específicamente para esto", dijo Alfonso, y subrayó que no va a pedir perdón por presentarse a presidente de la CEOE.

Victoria González Cuenca lamentó que no se haya retomado el proceso electoral a raíz de las irregularidades denunciadas, por lo que ahora habrá que esperar "a lo que diga la justicia".

Denunció que su candidatura no alcanzó el 33 por ciento de avales necesarios debido al "bloqueo" sufrido desde la dirección de la CEOE, que empezó el proceso electoral pidiendo avales para Alfonso antes de que los miembros de la organización supieran que había una candidatura alternativa.

"La gente dio los avales en dos o tres días sin saber que había otro candidato", denunció la aspirante.

Su candidatura también ha denunciado en los tribunales que Pedro Alfonso ha sido candidato sin tener representación de ninguna empresa asociada, puesto que aquella con la que se presentó se dio de baja de la patronal posteriormente.

"No se han hecho las cosas como se tenían que hacer en una institución como esta, no ha sido un proceso democrático, ahora hay que esperar a que se pronuncie la justicia", manifestó.

A la asamblea de la CEOE de Tenerife asistió como invitado en representación de la CEOE nacional su vicepresidente Lorenzo Amor, quien felicitó a Pedro Alfonso como nuevo presidente de la patronal tinerfeña y elogió el mandato desempeñado al frente de la misma por José Carlos Francisco.

Trasladó el compromiso de la patronal española para trabajar conjuntamente con el nuevo equipo de dirección de CEOE Tenerife en "un momento complicado y difícil", pero afirmó que igual que se han vencido otras crisis también esta se superará. EFE