EFELas Palmas de Gran Canaria

El presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, y sus consejeros de Hacienda y Obras Públicas, Román Rodríguez y Sebastián Franquis, han conocido este jueves el estado de las obras de la nueva terminal de pasajeros y carga del grupo Armas-Trasmediterránea en el puerto de Las Palmas.

Ángel Víctor Torres ha calificado de "impresionante" la nueva terminal de pasajeros, que supone la "inversión privada más importante" en el puerto de la Luz y de Las Palmas.

Torres ha destacado que el tráfico marítimo en Canarias supera ya los 5 millones de pasajeros al año, lo que significa que se ha logrado "colectivizar" el poder trasladarse de una isla a otra.

El presidente canario lo ha valorado porque esta oferta "ayuda a que las personas se pueden desplazar cuando tienen una necesidad, o por ocio, trabajo u otras cuestiones, y lo importante es que la frontera del mar que nos separa es cada vez más pequeña".

Asimismo ha agradecido a la compañía su "apuesta" que se hace por la conectividad en el archipiélago, algo que ha tildado de "fundamental".

Por su parte, el director de Relaciones Institucionales del Grupo Armas Trasmediterránea, Paulino Rivero, ha agradecido la visita del Ejecutivo canario a dos de las infraestructuras más importantes que favorecen el transporte marítimo entre las islas y desde estas con el exterior.

El también expresidente canario ha dicho que esta es la inversión privada más importante en una infraestructura pública en las islas, una terminal que está orientada sobre todo a mejorar el bienestar de los pasajeros que utilizan el transporte de la naviera canaria.

La visita ha coincidido con la llegada a los muelles de ferry "Volcán de Tagoro", un barco del que Rivero ha destacado que es de "más potentes" del mundo, capaz de cubrir el trayecto entre las dos capitales en 90 minutos.

Sobre las necesidades de abrigos para infraestructura en caso de tiempo del sur, Paulino Rivero ha dicho que se ha comentado ese supuesto con los presidentes saliente y entrante de la Autoridad Portuaria de las Palmas, Juan José Cardona y Luis Ibarra, respectivamente, y que la voluntad es aportar lo mejor de cada uno para resolver esa problemática y, así, favorecer todos los tráficos desde este muelle.

La nueva terminal de pasajeros y carga del Grupo Armas Trasmediterránea en el muelle de La Esfinge -Dique Nelson Mandela- es una pieza singular con pilares de hasta 22 metros de largo que vuela hacia el mar y que acoge mucha luz, ha destacado la naviera durante esta visita institucional.

El edificio, que entrará en funcionamiento este mes de octubre, ofrece una vista única del puerto, con esquinas acristaladas que se proyectan sobre todo la bahía, y esta entrada se completa por un gran espacio abierto con vegetación y bancos para ofrecer una recepción amable a los pasajeros.

Contempla una zona de recepción, oficinas, zona de facturación, zona de tratamiento de equipaje de mano, sala de espera, así como una sala de embarque que estará conectada a los puertos por medio de pasarelas peatonales aéreas, facilitando la comodidad del tránsito desde las salas del edificio al interior de los barcos.

El edificio, su zona de operaciones y los pantalanes de atraque ocupan una superficie de 130.000 metros cuadrados, y es la primera inversión privada que se realiza en un puerto español para atender el servicio de pasajeros y carga en una zona de dominio público portuario.

Los representantes del Gobierno canario también visitaron el catamarán Volcán de Tagoro, un moderno buque incorporado al servicio entre Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife, que además de velocidad (conecta las capitales en hora y media, con entre cuatro y cinco servicios diarios) tiene una amplia oferta de comodidades.

El Volcán de Tagoro es el ferry más rápido en su clase a nivel mundial -36 nudos, 66,7 kilómetros/hora- y es la gran novedad del año de la marina mercante española. Mide 111 metros de eslora y tiene capacidad para 1.184 pasajeros y 16 tripulantes, así como un garaje en dos cubiertas para 215 coches y 595 metros lineales para carga rodada. EFE