EFESanta Cruz de Tenerife

Los secretarios generales de CCOO y UGT en Canarias, Inocencio González y Manuel Navarro, respectivamente, han pedido este lunes a los empresarios que sean corresponsables con los trabajadores, para que las pérdidas por la elevada inflación no las sufran éstos de forma exclusiva.

Por ello han convocado para el miércoles próximo una concentración ante las sedes de la CEOE en Santa Cruz de Tenerife y de la CCE en Las Palmas de Gran Canaria para, como han dicho en rueda de prensa, pedir a las patronales que tengan altura de miras y sean corresponsables.

Las concentraciones se llevarán a cabo bajo el lema "Salario o conflicto" y durante la rueda de prensa Inocencio González y Manuel Navarro aseveraron que si no cambia la actitud de las patronales habrá conflictividad en los próximos meses, por lo que no descartan convocar una huelga general, si bien aseguraron que, "de momento", no se puede hablar de esa situación.

Al pedir corresponsabilidad, Inocencio González ha recordado que como consecuencia de las medidas adoptadas por el gobierno español por la pandemia del coronavirus los empresarios se aprovecharon de fondos públicos para aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (erte).

Además, en el caso de Canarias recibieron unos 1.140 millones de euros de subvenciones directas por parte del gobierno regional, indicó Inocencio González, quien recordó que los sindicatos estaban de acuerdo con esas medidas y por ello ahora piden que sean corresponsables.

El dirigente de CCOO ha manifestado que los empresarios también pueden actuar por interés propio porque si se empobrecen los convenios colectivos se producirá una repercusión negativa en el consumo, con lo que reducirán sus ingresos.

Ha comentado que el hecho de que no haya negociación colectiva en el ámbito nacional lleva a que se negocie en los ámbitos sectoriales, provinciales y regionales, con lo que la conflictividad "aumenta exponencialmente", y ha comentado que la patronal en estos ámbitos continúa negándose a fórmulas que garanticen que los trabajadores no perderán poder adquisitivo.

Para Inocencio González no es descartable la convocatoria de una huelga general, pero eso dependerá de la evolución de los acontecimientos, y ha criticado que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, haya pedido a los empresarios que no den un paso atrás.

El secretario general de la UGT en Canarias, Manuel Navarro, ha insistido en que el aumento del coste de la vida no debe recaer sólo sobre los trabajadores y las familias, sobre todo las más vulnerables, y ha exigido al gobierno central que tome medidas de contención de los precios, sobre todo de los productos básicos.

Y ha pedido a las patronales que negocien para garantizar cláusulas de garantía social en los convenios, con incrementos salariales y medidas para recuperar los derechos que están perdiendo los trabajadores.

Manuel Navarro ha reclamado a los empresarios que vuelvan al pacto de renta y ha exigido que se reduzcan las ganancias de las empresas, sobre todo de las vinculadas al sector energético y a las petroleras.

En cuanto a una posible huelga general, ha dicho que si la clase trabajadora sigue siendo la única que soporte el aumento de la inflación o el gobierno toma medidas de carácter impositivo para las empresas que "se están forrando" o a los sindicatos no les quedará otro remedio que "intentar poner un paraguas a los derechos de los trabajadores".

En ese caso, una medida como puede ser la huelga general podría "estar sobre la mesa", ha añadido el secretario general de la UGT en Canarias. EFE