EFESanta Cruz De Tenerife

El secretario de organización de la sección sindical de USO en Ryanair, Jairo Gonzalo, ha afirmado este martes que no está garantizada la conectividad aérea de Canarias si ninguna compañía opera con base en las islas, como hace Ryanair.

Estas declaraciones se producen después de que el Gobierno canario y los cabildos de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote y Fuerteventura hayan acordado que se garantizará, con unas compañías u otras, la conectividad aérea con los parámetros y compensaciones que permite la ley, y que tratarán, no solo de recuperar, sino de aumentar, las plazas que se han perdido en los últimos meses por el cese de operaciones de algunas aerolíneas.

Jairo Gonzalo, tras reunirse con los consejeros del grupo de CC en el Cabildo de Tenerife Carlos Alonso y Alberto Bernabé, ha avanzado a los periodistas que esta tarde se reunirá con la consejera de Turismo del Gobierno canario, Yaiza Castilla, a quien le trasladará el problema que supone la retirada de siete aviones de Canarias y la pérdida de 5.200 plazas diarias y unos 300 empleos.

El representante sindical ha insistido en que es "imposible" garantizar las mismas rutas con menos aviones y ha lamentado que, si Ryanair quita su base en Canarias, los trayectos entre Tenerife Sur con Vitoria y Santander no están garantizados porque el vuelo de Tenerife desaparece y tampoco hay aviones en esas ciudades.

También están en riesgo las cinco frecuencias de Tenerife Sur con Madrid ya que, según el sindicato USO, Madrid no va aumentar el número de aviones para asumir esas rutas.

Sobre la posibilidad de que otras aerolíneas asuman estas rutas, ha dicho que ninguna compañía se ha comprometido a ello sino que, "de hecho, están reduciendo su presencia en Canarias".

Ha recordado que Norwegian anunció el cierre de la base en noviembre y ahora está en negociaciones con USO para un expediente de regulación de empleo.

No obstante, ha indicado que, por el momento, está paralizado el cierre de la base de Norwegian y ha informado de que USO baraja la posibilidad de "sacrificios laborales" para mantener la continuidad de la aerolínea.

Asimismo, ha criticado que la compañía no se haya dirigido al Gobierno canario para comunicarle el cierre de la base de Ryanair, lo que, en un primer momento, provocó que el sindicato creyese que se trataba de una falsa alarma.

Sin embargo, la noticia se confirmó cuando el jefe de personal le dijo a los trabajadores que la mayor parte del personal se va "a la calle", si bien aún no han dado la cifra definitiva de los empleos que se pierden.

Ante esta situación, USO propone que los trabajadores se puedan ir a otros centros donde opere Ryanair como podría ser Madrid, donde, según el sindicato, hay algunas vacantes.

El portavoz de CC en el Cabildo de Tenerife Carlos Alonso ha denunciado que el cierre de la base de Ryanair supone la pérdida de empleo y de las conexiones con los aeropuertos donde no hay bases.

Por ello, ha pedido con carácter urgente una reunión del consejo de administración de Turismo de Tenerife para hacer un análisis no solo de la situación de Ryanair sino del conjunto de acciones que se pueden tomar para mejorar situación turística de la isla.

También ha propuesto al Cabildo que emprenda acciones de promoción en los mercados donde existan más dificultades, establezca medidas de apoyo para la contratación de personal y baraje la posibilidad de que Ryanair reduzca sus gastos fiscales a través de la Zona Especial Canaria.