EFESanta Cruz de Tenerife

Victoria Francisco González, de la Federación de Empleados de Servicios Públicos, ha sido elegida hoy presidenta de la gestora que se pondrá al frente del sindicato hasta el próximo congreso regional, previsto para junio de 2020.

La gestora se ha elegido una vez que Gustavo Santana renunció al cargo de secretario general de la UGT de Canarias para aceptar el cargo de viceconsejero de Empleo del Gobierno regional, y la propuesta encabezada por Victoria Francisco González ha recibido el apoyo de casi el 97 por ciento.

Tras la decisión, el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, reconoció que cuando Gustavo Santana le comunicó su decisión tuvo la sensación de que el sindicato en las islas perdía, ya que había iniciado un trabajo de "largo recorrido", pero, añadió, Canarias "ha salido ganando un viceconsejero que aportará mucho".

El secretario general de la UGT destacó la importancia de mantener la línea del sindicado de independencia plena con el gobierno canario y las formaciones políticas, pues, recordó, se trata de una organización que frente a cualquier ejecutivo "siempre mantenemos la independencia".

Pepe Álvarez se refirió asimismo a la necesidad de abordar cuestiones como que en Canarias es preciso dar un salto hacia la calidad en el turismo pero también hacia la legalidad en ese sector, pues, señaló, es "bastante evidente" que con lo elevada que es la tasa de paro este sector da más empleo del que se conoce.

Para la UGT, detacó Pepe Álvarez, es muy importante trabajar a fondo contra la "plaga" de la economía sumergida, que, a su juicio, tiene relación con la elevada tasa de paro, y apostó por poner orden en los contratos a tiempo parcial, así como mejorar la calidad del empleo.

Y, agregó, en Canarias ningún convenio colectivo tiene que recoger para el próximo año salarios por debajo de 1.000 euros al mes.

Además, el secretario general de la UGT ha dicho que si hay elecciones el 10 de noviembre a partir de ese día se iniciará un proceso de movilizaciones en España "salga la mayoría que salga", y comentó que las primeras movilizaciones, antes de los comicios, serán para reclamar el aumento de las pensiones, pues, añadió, la subida prevista para 2020 es del 0,25 por ciento.

El dirigente sindical señaló que continuarán las movilizaciones para que la subida de las pensiones en 2020 sea la prevista antes de la derogación hecha por el gobierno de Mariano Rajoy, de forma que debe tenerse en cuenta la inflación prevista para el año próximo.

Para el resto de cuestiones opinó que sería un "contrasentido" hacer movilizaciones porque se va a vota, y comentó que hay que hacer movilizaciones para que los dirigentes políticos hablenmás de las de las preocupaciones de las personas.

Pepe Álvarez manifestó que la izquierda debe ser consciente de que mucha gente "vive en la calle, duerme entre cartones y por la mañana va a trabar por 300, 500 o 600 euros" al mes y algunos ilegalmente.

El secretario general de la UGT dijo que en el Parlamento español hay "mimbres" para constituir una mayoría de izquierdas que puede satisfacer las demandas de los trabajadores como derogar la reforma laboral.

Reconoció Pepe Álvarez que el proceso electoral puede parecer innecesario y pidió a los trabajadores que no conviertan la actual situación en una frustración "que ayude a la derecha" y que ésta convierta lo que fue "una gran victoria el 28 de abril en una derrota el 10 de noviembre".

El secretario general de la UGT habló asimismo de la necesidad de subir los impuestos en España, donde, recordó, el hay una diferencia fiscal de siete puntos abajo con respecto al resto de la zona euro, y apostó porque el salario mínimo interprofesional se sitúe el próximo año en 1.000 euros mensuales con catorce pagas. EFE