EFELas Palmas de Gran Canaria

El Herbalife Gran Canaria recibirá este domingo - a las 17:30 hora insular- en el Gran Canaria Arena al líder Real Madrid -balance de 3-0- con la necesidad de enderezar el rumbo en este inicio de la ACB en este encuentro de la 4ª jornada que se tuvo que aplazar por el positivo por Covid-19 registrado en la plantilla amarilla.

Una vez cumplidos los protocolos y los plazos sanitarios, la plantilla dirigida por Porfirio Fisac tendrá enfrente a un rival que ha sufrido importante altibajos en este inicio de temporada, con un inmaculado itinerario en la competición doméstica que contrasta con las dos derrotas cosechadas en la Euroliga.

Como contraste, el conjunto claretiano llega a la cita con una victoria y dos derrotas en la ACB, si bien en la Eurocup ha sellado dos balsámicas victorias ante rivales de la vitola del Promitheas Patras (75-86), campeón de la Supercopa helena, y del conjunto francés del Nanterre 92 (94-82).

Si bien los antecedentes históricos sonríen de manera considerable al conjunto blanco, que se ha impuesto al equipo claretiano en 45 de sus 60 enfrentamientos. En cualquier caso, el último triunfo canario se remonta al 24 de mayo de 2018 (88-78), un resultado reciente al que se aferran los amarillos como referencia.

Por otro lado, los insulares tendrán enfrente al segundo mejor ataque de la competición -91,7 por choque-. Un rival que llega a la isla con dos viejos conocidos del club amarillo, como es el caso el escolta norteamericano Jaycee Carroll, quien lideró la anotación del equipo isleño entre los años 2009 y 2011, y el pívot caboverdiano Eddy Tavares, quien se forjó en la cantera grancanaria (2012-2015) antes de dar el salto a la NBA.

Como novedad, el partido podría suponer el debut del lituano Tomas Dimsa, la última incorporación de los canarios en la presenta Liga Endesa, que llega en calidad de cesión procedente del Zalgiris de Kaunas y que ya ha contado con sus primeros minutos en Europa frente al Nanterre 92 galo -6 puntos, 1 rebote y 2 asistencias en 15 minutos de juego-.

Para Fisac, el Real Madrid “siempre está bien, pero en momentos determinados los rivales, por ajustes, cambian de dinámica. Ni ellos ni los demás le damos importancia a que hayan perdido dos partidos seguidos”, agregó.