Publicidad
  • Una historia sobre el valor de las pequeñas acciones gana el certamen de "Cuentos solidarios" de Mapfre Guanarteme
  • Las Palmas de Gran Canaria, 10 dic (EFE).- El certamen de cuentos solidarios de la Fundación Mapfre Guanarteme y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha premiado este año a "El jardín de cristal", una narración sobre la bondad, el amor al prójimo, el valor de cuidar el entorno y las pequeñas acciones del día a día.

    La recaudación de las ventas que genere durante un año este cuento, obra del educador José Alberto Socorro, será destinada de forma íntegra a la ONG que ha elegido el autor, Proclade Canarias, que ha decidido invertir los beneficios en la creación de una biblioteca en un colegio en Senegal para el fomento a la lectura.

    La historia que ha ganado el certamen de "Cuentos solidarios" de 2018 es un relato sobre un reino conocido en el mundo entero que alberga un valioso jardín de cristal, hermoso y frágil a la vez, y que será protegido por su valiente protagonista, una niña que en su aventura aprenderá el valor de las pequeñas acciones.

    El viaje de la niña estará envuelto en una serie de valores que van desde la importancia de proteger el mundo y su frágil belleza, así como ayudar al prójimo como una manera de crecer uno mismo.

    A través de pequeñas acciones, la aventurera conocerá lo importante de permanecer unidos para disfrutar del mundo, amarlo y cuidarlo para el presente y las generaciones futuras.

    Fundada en 1996 por misioneros claretianos, la asociación a la que ha decidido apoyar con este cuento su autor, Proclade, trabaja en impulsar el desarrollo de las personas y los pueblos, especialmente en Canarias, África y América Latina.

    En esta ocasión, los fondos que genere el primer año de ventas se emplearán en el crecimiento educativo de niños de Senegal.

    José Alberto Socorro, profesor de Educación Infantil, se estrena con este relato en la escritura de cuentos. Hoy, en rueda de prensa, ha reconocido que su primera prueba como autor no ha podido ser mejor, no solo por haber ganado un premio, sino por conseguirlo en un certamen de carácter solidario, ha destacado.

    Socorro ha explicado que, como educador, este galardón supone para él "cerrar un círculo", ya que "el dinero recaudado irá a niños para que tengan la posibilidad de leer y se enganchen a la lectura también en Senegal donde no tienen la suerte que tenemos en Canarias".

    La historia de su cuento, ha añadido, funciona como "un hilo familiar que comienza con una frase de una canción" que cantaba su abuela y trata de "construir un jardín tan bello como frágil de valores y de enseñar que poco a poco la bondad da frutos que son transparentes y hermosos".

    Según ha puesto en valor, el objetivo de este cuento es "escribir no para los niños que son hoy (sus lectores), sino para las personas que serán en el futuro", con una historia que "va más allá de las palabras" y pretende enseñar que "las pequeñas acciones son las que definen quién es cada uno y que a pesar de las dificultades y la fragilidad, como el cristal, pueden convertirse en algo tremendamente bello".

    Aunque ha admitido que "ha sido un reto", no deja de reconocer que también "era una oportunidad bonita" la de lanzarse a escribir, sobre todo "con el mensaje de que buscando el bien del otro encuentras el tuyo" y sobre la necesidad "de preocuparse por los demás, por el amor, por la naturaleza y nuestro entorno".

    La imagen que acompaña al texto es de José Socorro, padre del autor, que ha destacado que, "aunque muy complejo", este ha sido "un trabajo hecho con mucho amor y muy gratificante", ya que la literatura infantil "es difícil y a la vez es la más agradecida".

    Por su parte, la traductora al inglés de la obra, Tania Pérez, ha agradecido la oportunidad, porque le permite unirse "a la rueda solidaria de esta iniciativa con su granito de arena".

    Para Pérez, ha sido un trabajo en el que ha tratado de mantenerse "fiel al texto, traducir metáforas, el humor y la cultura", además de "darle fuerza también en lengua inglesa al mensaje y la metáfora", que ahonda "en valores humanos en peligro de extinción y que son fundamentales para los niños".

    En esta misma idea ha profundizado la directora de la Fundación Mapfre Guanarteme, Esther Martel, que ha hecho hincapié "en todos los profesionales que hacen posible esta séptima edición" del certamen, en el que hay "muchos implicados" con un proyecto del que se ha confesado " muy orgullosa".

    Por su parte, la vicerrectora de Comunicación y Proyección Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, María Jesús García, ha recalcado "el extraordinario nivel humano tras esta iniciativa" que pone en valor "los profesionales de la ULPGC en este 30 aniversario, con tres generaciones de ese movimiento universitario de tres décadas".

    Además, ha insistido en "el valor de la literatura infantil y bilingüe, mucho más compleja que otros géneros, y que colabora en un mensaje que es ambiente cognitivo y apoyo a unos valores de vida para los más pequeños".

    Así mismo, García ha puesto el acento en "un texto que dialoga con las imágenes, que da voz a seres humanos y cuya recaudación va para las personas", con "una voluntad de hacer algo bueno y solidario" con una vertiente "didáctica y académica basado en la generosidad".

    "El jardín de cristal" saldrá a la venta en su versión en español-inglés y español-francés desde este miércoles 13 de diciembre en toda la red de bibliotecas de Canarias, a un precio especial el día de la presentación de siete euros y un precio estándar de ocho euros. EFE

Publicidad
Publicidad