EFELas Palmas de Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria lidera Life Nieblas, un proyecto pionero en Europa que intentará intentará paliar las consecuencias del cambio climático y la desertificación sobre la isla con captadores de niebla que recogerán agua para regar 33 hectáreas repobladas con laurisilva.

Con cuatro años de desarrollo y 2,1 millones de presupuesto, este proyecto se compone de diferentes sistemas de riego, entre los que destacan los captadores de niebla, que serán instalados en el Barranco de la Virgen para repoblar la zona con la previsión de regar 20.000 nuevos árboles de laurisilva, extrayendo de las nubes 215.000 litros anuales de agua.

El proyecto tiene la finalidad de consolidar la masa boscosa en una zona con alto riesgo de desertificación y que se vio afectada por los incendios del pasado verano, en la que se busca recuperar nacientes y la función acuífera de la antigua Selva de Doramas.

Life Nieblas es uno de los proyectos seleccionados en la convocatoria realizada por la Unión Europea, que ha recibido más de un millar de solicitudes, dentro de un plan que es único en Europa y que se prevé pueda servir de referencia para su implantación futura en otras zonas, como la Cuenca del Mediterráneo.

El proyecto cuenta con la colaboración del Cabildo de Gran Canaria, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, la empresa pública Gesplán, el Instituto Tecnológico de Canarias, la Universidad de La Laguna, la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas (propietarias de los terrenos), el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales de Cataluña y la Comunidad Intermunicipal Viseu Dão Lafões de Portugal.

El 60 % del presupuesto será destinado a la contratación de personal para investigación y empleo verde.

El terreno elegido ofrece un lugar adecuado para la instalación a principios de 2021 de los prototipos de un sistema basado en la captación de microgotas de niebla y agua, que portan las lluvias horizontales que pasan por la zona como fruto de los vientos Alisios.

Life Nieblas se suma así al esfuerzo de reforestación de las laderas de este barranco donde se plantarán desde el próximo verano ejemplares de fayas, acebiños, madroños, barbusanos y otras especies de laurisilva.

También se sumará al proyecto los depósitos biodegradables "Cocoon" y otros sistemas de riego autónomo.

El técnico de Gesplán, Gustavo Viera, ha detallado que se trata de un proyecto de mitigación de los efectos del cambio climático, que incluye "el trabajo de muchas personas que ha dado su fruto".

Entre los objetivos del plan está el de servir a la recuperación de hábitat forestal en área de alta incidencia de incendio y desertificación, aprovechar recursos hídricos de una forma sostenible, y mejorar la eficacia de los dispositivos captanieblas, adaptados a la realidad y zona, dentro de un "sistema desarrollado en los últimos años para aumentar eficiencia y minimizar los costes de mantenimiento" de estos modelos de riego.

Con Life Nieblas, además, se implanta "una nueva metodología de restauración ambiental" y, se "afianza el trabajo interregional para luchar contra el cambio climático", ha expresado Viera.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha ratificado las palabras del técnico al afirmar que se trata de "aportar soluciones a la sequía y al calentamiento global", con un proyecto "pionero y que será referencia extrapolable a otros territorios".

Además, ha remarcado que Gran Canaria es el lugar de España con más proyectos europeos Life, que buscan mitigar las consecuencias de la crisis climática y la sequía.

También ha recordado que "el 90 % de Gran Canaria está en riesgo de desertificación", por lo que es "más necesario que nunca combatir la situación" a través de "la investigación y el generar conocimiento para plantar cara al cambio climático".

La misma idea ha subrayado la consejera de Medio Ambiente, Inés Jiménez, que se ha declarado "orgullosa" del proyecto, en el que la isla "estará acompañada de socios de otra comunidades y entidades, que hacen más rico el plan".

Gran Canaria "vive una situación compleja ante el cambio climático", por lo que es necesario "trabajar unidos para que las consecuencias no sean irreversibles", ha dicho.

Life Nieblas aborda "características geográficas distintas pero una misma realidad", en la que se trabajará "hasta diciembre de 2024 en una relación transversal de la que se enriquecen todos los socios partícipes". EFE