EFEPuerto del Rosario (Fuerteventura)

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Blas Acosta (PSOE), ha salido al paso de la polémica abierta en torno a si se seguirá o no adelante con la idea de Eduardo Chillida para Tindaya asegurando que las prioridades de la isla son otras: "la sanidad, el agua y las infraestructuras".

La pasada semana, el consejero de Patrimonio Histórico del Cabildo, Andrés Briansó, de Unidas Podemos, anunció que se daba carpetazo al proyecto monumental de Chillida y se iba a apostar a partir de ahora desde la institución insular por potenciar los valores naturales y arqueológicos de la montaña.

La postura de Briansó fue aplaudida por los grupos ecologistas, la Coordinadora en defensa de la Montaña de Tindaya y un importante sector de la sociedad majorera mientras sus compañeros del grupo de gobierno (PSOE y la alianza NC-AMF) guardaban silencio.

En contra de ese anuncio se posicionado la patronal turística de la isla, Asofuer, cuyo presidente, Antonio Vicente Hormiga, criticó la postura de Briansó y manifestó que la obra era un proyecto "estratégico" para fomentar el turismo cultural.

En declaraciones a la prensa, Blas Acosta, defensor hasta ahora del proyecto de Chillida, ha sido cauto con el tema y ha dejado claro que son declaraciones de un representante de Unidas Podemos.

Acosta ha negado que exista cualquier fracción o crisis de gobierno en el grupo formado por PSOE, NC-AMF y Unidas Podemos a raíz de las declaraciones del vicepresidente segundo del Cabildo y responsable insular de Patrimonio Histórico, Andrés Briansó.

En declaraciones a Efe la pasada semana, Andrés Briansó manifestó que, en el momento de redactar el programa del nuevo gobierno Podemos, puso sobre la mesa "la protección integral de la montaña, incluyendo poner en valor sus recursos naturales y culturales y abandonar el proyecto".

Por su parte, este mediodía el Cabildo ha difundido un comunicado, tras una reunión de los miembros de gobierno, en el que se señala que el pacto de PSOE, NC/AMF y Unidas Podemos establece en su punto 61 "la puesta en valor del Poblado de la Atalayita y del Monumento Natural Montaña de Tindaya como centro de la historia de nuestros antepasados y como referente arqueológico de Canarias".

"El gobierno insular tiene en estos momentos otras prioridades como son la sanidad, el empleo, las infraestructuras básicas, el empleo y o el agua y en ellas son en las que se está trabajando con absoluta prioridad a otros temas", concluye el comunicado. EFE