EFELas Palmas de Gran Canaria

Un centenar de voluntarios han participado este sábado de la limpieza de la playa teldense de Bocabarranco, dentro de la campaña estatal "Mares Circulares", recogiendo cientos de kilos de residuos en cuatro horas de trabajo.

Esta iniciativa, organizada por una marca de refrescos ha llamado a la concienciación medioambiental entre la población, tal y como ha recalcado el alcalde Héctor Suárez, un participante más en los trabajos de recogida de basura.

Como ha indicado el regidor municipal en un comunicado, "no existe un planeta B" por lo que "es importante" concienciar a la población de "no dejar basura en las playas" y de esta forma "cuidar el entorno".

Además, ha hecho hincapié el "la reducción del consumo de plásticos" por su "impacto devastador" sobre la naturaleza y especialmente "en este paraje protegido" de Telde.

Bocabarranco, ha señalado, es "un punto conflictivo" ya que a través de las mareas o por el viento " muchos de los residuos y plásticos que se generan en la isla van a parar a esta playa".

Para Suárez, proyectos como este "son herramientas poderosas para lograr el cambio de conciencia medioambiental" que necesita el planeta y que tiene el objetivo de "lograr conservar y hacer sostenible" la isla y sus parajes "para las generaciones venideras".

El regidor ha celebrado que "cada vez más la ciudadanía avanza en este sentido", que es algo que se percibe en la limpieza de playas, en las que "diversos los grupos organizados o no que muestran su voluntad para colaborar en la cuidado y limpieza".

Como ha recordado, desde la corporación local se desarrollan "varias campañas de concienciación ambiental" aunque "nunca es suficiente" por lo que ha anunciado que desde el Ayuntamiento se intensificarán las campañas y acciones destinadas a este fin.