EFETazacorte (La Palma)

Las obras para la creación de una pista provisional de tierra sobre las coladas en el camino San Isidro, en Tazacorte, para poder acceder a una zona aislada en la que hay unas 40 viviendas y más de 150 fanegas (80 hectáreas) de plataneras han comenzado este jueves.

Esta y otras pistas previstas no tendrán únicamente uso viario, sino que se utilizarán como corredores de infraestructuras, con conexiones para dar agua potable y otros servicios esenciales. Los trabajos tendrán una duración de tres a cuatro semanas.

Borja Perdomo, vicepresidente del Cabildo y consejero de infraestructuras, ha explicado a pie de obra que "ya se están planificando las futuras carreteras, pero estas pistas provisionales por lo menos darán acceso a los vecinos a la zona".

Perdomo especificó que la intervención afecta a unos 200 metros lineales de colada, habilitando una vía que tendrá un trazo de seis metros de ancho, y cuenta con el visto bueno del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca).

Juan Miguel Rodríguez Acosta, alcalde de Tazacorte, ha calificado el momento como "un día de cierto regocijo entre tantas jornadas de perjuicio" y ha agradecido la colaboración del Cabildo de La Palma por el comienzo de las actuaciones en su municipio.

Rodríguez Acosta ha explicado que con la apertura de este camino se posibilitan los trabajos de acceso en otros caminos, con lo que "en total podríamos estar hablando de unas 100 viviendas en bolsas de suelo aisladas actualmente".

El alcalde también ha comentado que "desde hoy mismo ya estamos demandando que se declare como emergencia las actuaciones en la vía general de la costa, fundamental, ya que conectaría Tazacorte con el núcleo poblacional y turístico de Puerto Naos".

El regidor ha sido crítico con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que, ha afirmado, "es quien debería estar liberando los dineros para las actuaciones municipales", aunque ha reconocido los esfuerzos estatales en materia de agua de riego, con el buque cisterna y las desaladoras ya en funcionamiento.

Amilcar Cabrera, ingeniero de caminos y técnico del Cabildo de La Palma, ha calificado el plazo de tres semanas para la finalización de la pista en el Camino San Isidro como "una aproximación, teniendo en cuenta el rendimiento que hemos tenido en los trabajos en el cruce de La Laguna".

Cabrera ha especificado que por esta pista, y por el resto de caminos que se construyan por encima de las coladas de lava, será posible circular con vehículos particulares no especializados ya que se creará una capa de material aislante que proteja los neumáticos de las altas temperaturas que aún conservan las coladas. EFE

1012035

lgm/jmor