EFESanta Cruz de Tenerife

Los parques eólicos que no tengan la consideración de interés general se podrán parar, ha manifestado este miércoles en el Parlamento regional el consejero de consejero de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial, José Antonio Valbuena.

El consejero, que ha comparecido a instancia del grupo Socialista para hablar de la planificación de la implantación de las energías renovables en Canarias, ha señalado que cuando haya que conceder la declaración de interés general de un parque eólico se empoderará a los cabildos para que tengan la última palabra.

José Antonio Valbuena ha señalado que el informe de los cabildos sobre el interés general de un parque eólico será preceptivo y vinculante, de forma que si está de acuerdo con una instalación de ese tipo, y ésta cumple los requisitos ambientales, el gobierno regional no podrá oponerse a la decisión.

De este modo será una "novedad importante" que los cabildos tengan poder decisorio, ha indicado el consejero, quien durante su intervención ha reconocido que "todos" han cometido errores en materia de implantación de energías renovables.

José Antonio Valbuena ha admitido que no sabe qué habría ocurrido si el Cabildo de Fuerteventura se hubiera podido pronunciar acerca de determinados parque eólicos que están previstos en la isla, y ha insistido en que el problema es la falta de planificación que hay en Canarias.

El consejero aludió a los parques eólicos de Fuerteventura porque el diputado del grupo Socialista Ignacio Lavandera acusó a CC, desde el gobierno regional y con Fernando Clavijo como presidente de Canarias, de dar consideraciones de interés general "como churros, para poner molinos de viento".

Acusaciones que rechazó por sectarias y sesgadas el diputado del grupo Nacionalista Jesús Machín, quien recordó que desde 2011 hasta la actualidad las decisiones del Cabildo de Fuerteventura en materia de energía han correspondido a los socialistas Ornella Chacón y Blas Acosta.

El consejero ha insistido en que "todos" han cometido errores y ha destacado que se está "en los últimos minutos de la cuenta atrás" para actuar contra el cambio climático.

Por ello ha reclamado que las administraciones "se pongan las pilas", de forma que durante el próximo curso legislativo se apruebe la ley de cambio climático y se tramiten las leyes de biodiversidad y de economía circular, de forma que se aprueben antes de la próxima legislatura. EFE