EFELas Palmas de Gran Canaria

El Gobierno canario promoverá leyes de cambio climático, economía circular y biodiversidad del patrimonio natural y un plan de transición energética y revisará la Ley del Suelo, como principales medidas para afrontar la crisis climática.

"No nos queda tiempo, tenemos que actuar de manera acelerada, rápida y ambiciosa", ha sentenciado el consejero de Transición Ecológica de la comunidad autónoma, José Antonio Valbuena durante la conferencia "Emergencia Climática: Hora de actuar" que ha ofrecido este lunes en el Club La Provincia de Las Palmas de Gran Canaria.

En una intervención enmarcada en el foro "Las energías renovables en Canarias", Valbuena ha señalado que el archipiélago emite cada año a la atmósfera 13 millones de toneladas de dióxido de carbono.

"A nivel global, cada año el mundo emite 37,10 gigatoneladas de CO2 (31.000 millones de toneladas) y los mayores emisores son China, Estados Unidos y los países que conforman la Unión Europea", ha recordado el consejero para destacar que la concentración de dióxido de carbono en el aire ha pasado de 320 partículas por millón (ppm) en la década de los sesenta a 415 ppm detectadas este año en una medición realizada en el Parque Nacional del Teide.

Las 13 millones de toneladas de CO2 que emiten cada año las islas representan el 3,83 % de las emisiones España, donde cada año se liberan a la atmósfera 338 millones de toneladas, y el 0,035 % del problema de emisiones a nivel mundial.

De cara a luchar contra el cambio climático en las islas, Valbuena ha anunciado que las medidas del Gobierno regional pasarán por la puesta en marcha de "una ley de cambio climático, una de economía circular, una de biodiversidad de patrimonio natural y la revisión de la Ley del Suelo", aspecto este último en el que no ha entrado en detalles. Además, el Ejecutivo promoverá "un plan de transición energética y un plan de acción contra el cambio climático".

Ese plan de acción "se basa fundamentalmente en un diagnóstico a partir del cual comenzarán las actuaciones concretas en cada uno de los sectores", ha adelantado, tras explicar que el diagnóstico analizará hasta un total de 18 sectores de la comunidad como la agricultura, el transporte, el turismo, los residuos o el sector financiero.

El plan permitirá "ver cuáles son las debilidades y los efectos del cambio climático" sobre cada sector y, una vez definidos estos aspectos, "se diseñarán las medidas que se tienen que llevar a cabo para adaptarse" a la situación de emergencia climática y "las acciones de mitigación", aquellas pensadas para que las siguientes generaciones puedan empezar a notar el aumento de la calidad medioambiental, según ha detallado el consejero.

"Lo que nos preocupa es la adaptación y la mitigación", ha asegurado el titular de la Consejería de Transición Ecológica, quien ha considerado que en la actualidad, "lo que realmente está en riesgo es la concepción de la vida tal y como la tenemos contemplada".

Asimismo, Valbuena ha explicado otras medidas concretas que desde el Ejecutivo canario se pretenden poner en marcha durante esta legislatura como aumentar hasta los 900.000 euros las partidas destinadas a la investigación del cambio climático en las universidades canarias.

Según ha especificado el también consejero de Planificación Territorial, los planes del Gobierno canario pasan por llevar a cabo "acciones de mitigación, políticas generacionales y solidarias" que contribuyan a "la recuperación de las placas de hielo o a la bajada de la temperatura global", entre otros aspectos, y que estarán seguidas de un "bloque de adaptación", destinado a minimizar las consecuencias del cambio en los diferentes sectores de las islas.

En cuanto a política fiscal, José Antonio Valbuena ha explicado que éste es un campo en el que el Ejecutivo "tiene que avanzar" y lo hará "una vez tenga el análisis de los sectores" porque será entonces cuando pueda verse "hasta qué punto se puede caminar".

"No hay una varita mágica para la adaptación" a la situación de emergencia climática, ha destacado para considerar que dicha adaptación sólo se podrá llevar a cabo si colaboran todas las empresas privadas, instituciones públicas y "cada uno en casa" con su propio plan, ya que a su juicio se trata de un problema "global" que sólo se podrá revertir con "acciones locales". EFE