EFEBruselas

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) consideró este jueves no admisible un recurso de la Comisión Europea (CE) contra España por haber iniciado prematuramente el procedimiento sancionador relativo a los planes de gestión de residuos de Canarias y Baleares.

El Ejecutivo comunitario pidió al TJUE en 2016 que declarara que España había incumplido las obligaciones que le incumbían al entender que no adoptó los planes de gestión de residuos con arreglo a la normativa europea o por no haber revisado dichos planes conforme a la legislación comunitaria en Baleares y Canarias.

Pero la corte de Luxemburgo, en línea con las conclusiones previas de la abogada general asignada al caso, Juliane Kokott, consideró que la Comisión se adelantó en su intención de sancionar a España pues la directiva en cuestión obligaba a los Estados miembros a evaluar esos planes al menos cada seis años desde la fecha de entrada en vigor de la directiva.

La Comisión tomó como referencia 2008, año en el que se aprobó la nueva normativa europea, pero los jueces del Tribunal de Justicia de la UE entienden que la fecha aplicable debía de ser 2010, pues era el límite que tenían los países de la UE para transponer la normativa europea a su legislación nacional.

La Comisión inició "prematuramente" la fase administrativa previa del procedimiento dado que no podía invocar válidamente incumplimiento alguno de la citada obligación en la fecha señalada pues iría en contra del principio de seguridad jurídica, según el TJUE, que aplica ese mismo razonamiento a la obligación de notificar cualquier modificación sustancial de los planes de gestión de residuos. EFE

jaf/mb