EFEMadrid

La superficie afectada por incendios forestales hasta el 31 de agosto asciende a 72.688 hectáreas, una cifra que supone un incremento del 2 % con respecto a la media del decenio 2008-2019; en el 90 % de los casos, con origen en acciones humanas.

Así lo ha detallado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, durante su comparecencia en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso, quien ha recordado que la campaña de incendios -que ha definido como una de las más virulentas por las condiciones climáticas y la falta de lluvia en el invierno y la primavera- aún no ha terminado.

En este sentido, ha hecho un llamamiento a mantener el estado de alerta, pues en el 90 % de incendios está detrás la mano del hombre, ya sea por accidente, negligencia o acción criminal.

Según sus datos y a fecha del 1 de septiembre, en España se han registrado un total de 9.115 incendios, un 1 % menos que la media de este periodo en el último decenio, que han quemado 72.688 hectáreas, 23.609 de ellas de masa forestal.

Del total de incendios, 13 se consideran "grandes", esto es, han afectado a más de 500 hectáreas.

Entre ellos, ha destacado como los más graves el incendio de Valleseco en Gran Canaria -sucedido en agosto, con 10.000 hectáreas afectadas y el mayor despliegue de medios- y el de la Torre del Español, en Tarragona, que en junio arrasó casi 3.000 hectáreas.

En cuanto las intervenciones de los medios propios del Ministerio, Planas ha detallado que se han realizado 1.137 y que sus medios aéreos han volado 3.838 horas.

Además de los servicios de extinción, ha recordado el trabajo de los efectivos de la Unidad Militar de Emegencias (UME) y de la Guardia Civil.

Respecto a las inversiones que ya está acometiendo el Gobierno para la recuperación de las zonas quemadas, las ayudas suman ya los cuatro millones de euros, uno de ellos para afrontar los daños del incendio de Gran Canaria.

En su alocución, ha agradecido el trabajo de los efectivos de extinción y se ha comprometido a abordar con sus representantes sindicales antes de que acabe el año la revisión de sus condiciones laborales, especialmente en estabilidad laboral y sanidad e higiene.

Sobre la investigación del origen de los fuegos, Planas ha señalado que según los datos facilitados por la Fiscalía del Tribunal Supremo, hasta el 31 de agosto, se han producido 300 investigaciones, sumando detenidos e investigados.

En el debate posterior, la portavoz del Grupo Socialista Ariagona Gonzalez ha agradecido el trabajo y la coordinación de todos los operativos en el fuego de Gran Canaria.

"De una catástrofe, sacar las conclusiones adecuadas y aprender la razón", ha enfatizado la diputada de Grupo Popular María del Carmen Hernández en referencia al fuego de Gran Canaria, tras pedir que se "proteja de inmediato" el suelo de las zonas quemadas.

En el caso de Ciudadanos, Melisa Rodríguez ha preguntado si son suficientes los medios y si las islas Canarias podrán tener, debido a su riesgo todo el año, una base permanente de helicópteros.

Por Unidas Podemos, ha intervenido María Victoria Rosell, quien ha llamado la atención sobre el efecto del fuego en la agricultura y la ganadería de la zona, y en cultivos como la almendra y la uva.

Desde VOX, han pedido devolver los medios a la "España abandonada" para prevenir los incendios, pues a juicio de su diputado Ricardo Chamorro es la despoblación uno de los principales factores que favorecen los fuegos, y ha reclamado más penas para los pirómanos.

La diputada de Esquerra Republicana Inés Granollers ha subrayado que los fuegos que se han producido este año son de los denominados de sexta generación, que serán más difíciles de extinguir y cada vez más habituales como consecuencia del cambio climático.

Desde el grupo mixto, la diputada canaria María Guadalupe González ha recordado que la mayor parte de la superficie quemada en Gran Canaria era superficie agricultura y ganadera, por lo que ha pedido una especial sensibilidad hacia este colectivo.