EFEPuerto del Rosario (Fuerteventura)

Unos 120 escolares de primaria del majorero CEIP San José de Calasanz participaron en la liberación de una tortuga boba (Caretta caretta) en el mar de Playa Blanca, después de que fuera rescatada en el pasado mes de marzo con un enmalle en una de sus aletas.

En un comunicado, el Cabildo de Fuerteventura explica que el animal fue ingresado en el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas Marinas de Morro Jable con  un grave enmalle en la aleta delantera izquierda y con necrosis parcial.

Finalmente, los especialistas pudieron salvar la aleta del animal después de ser tratada en el Centro de Recuperación y Conservación de Tortugas Marinas.

Los escolares conocieron de cerca y de aprender características de esta variedad de tortuga, conocer cuáles son sus principales causas de varamiento -redes, artes de pescas y plásticos- y qué hacer en caso de encontrarse con algún ejemplar herido.

La consejera insular de Medio Ambiente, Marlene Figueroa, agradece la participación de los escolares y destaca la importancia y la necesidad de desarrollar este tipo de actividades para promover la toma de conciencia sobre la importancia de la conservación de esta especie marina.

Durante el acto de liberación, se ha explicado el rastro que dejan las tortugas en la arena tras su nidificación, ya que es muy probable que en las playas de la isla comiencen a aparecer huevos de ejemplares nacidos en 2006, dentro del Marco del Proyecto ‘Ampliación del hábitat reproductor de la Tortuga Boba en Macaronesia’.